La estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) disminuyó en un 28 % sus ganancias netas en 2010, que pasaron de 4.394 millones de dólares en 2009 a 3.164 millones el año pasado, y aumentó 55,38 % la deuda a sus proveedores, ubicándose en 10.902 millones de dólares frente a los 7.016 millones del periodo precedente.

La empresa presentó hoy el Informe de Gestión anual 2010 en su sede central de Caracas, donde se ofrecieron las cifras definitivas y auditadas del ejercicio del año pasado, que continuó con el descenso sostenido de las ganancias de los últimos tres años.

Sin embargo, los ingresos de PDVSA ascendieron a 94.929 millones de dólares, un 28,6% más que en 2009, cuando se ubicaron en 73.819 millones.

El año pasado la petrolera estatal registró 1.230 millones de dólares de ganancias menos que en 2009, cuando ya fueron menos de la mitad de los 9.491 millones de dólares de 2008.

Entretanto, la deuda de PDVSA se ubicó en 24.950 millones de dólares, superiores a los 21.897 de 2009 (un 13,94 % más), un 33 % en la relación deuda-patrimonio.

Las cuentas por pagar a proveedores aumentó un 55,38 % con respecto al ejercicio anterior, pasando de 7.016 millones de dólares en 2009 a 10.902 millones en 2010.

El informe indica, asimismo, que el patrimonio de la petrolera quedó en 75.314 millones de dólares, una cifra ligeramente superior a los 74.389 de 2009.

PDVSA aumentó, además, su aporte al desarrollo social de la empresa, que fue de 6.923 millones de dólares.