Un funcionario de combate al terrorismo de alto nivel afirmó que Pakistán probablemente deportará al principal sospechoso de los atentados de Bali del 2002 hacia Indonesia.

Umar Patek estuvo fugitivo durante una casi una década hasta que fue arrestado en enero en Abotabad. Es la misma población donde el líder de la red al-Qaida Osama bin Laden fue asesinado en mayo.

Patek es el subcomandante de la afiliada de al-Qaida en el sureste de Asia Yemá Islamiyá.

El director de la organización antiterrorista de Indonesia afirmó el lunes que ya se llevan a cabo negociaciones con Pakistán para que se logre la deportación del sospechoso, de 41 años, hacia su país de origen.

Ansyaad Mbai afirmó que tiene la confianza de que esto ocurrirá, pero todavía no sabe cuando será.

Los atentados de Bali mataron a 202 personas, en su mayoría extranjeros.