El nuevo líder de al-Qaida alabó a los manifestantes en Siria por tratar de derrocar al régimen del presidente Bashar Assad.

En un videomensaje publicado el miércoles en sitios extremistas en internet, Ayman al-Zawari también alega que Washington busca reemplazar a Assad con un líder que proteja los intereses estadounidenses e israelíes.

Al-Zawari fue nombrado nuevo líder de al-Qaida después de que fuerzas especiales estadounidenses mataron a Osama bin Laden en una incursión en Pakistán el 2 de mayo.

El nuevo dirigente intenta retratar el levantamiento sirio como una batalla islámica contra intereses occidentales en Medio Oriente. Activistas sirios aseguran que la religión ha tenido un papel muy pequeño en su levantamiento para derrocar a Assad.

Al-Qaida ha intentado en el pasado asociarse con los manifestantes que expulsaron a líderes autócratas en Túnez y Egipto.