El puertorriqueño Carlos Beltrán aceptó el miércoles ser cedido en canje a los Gigantes de San Francisco, lo que marcó su despedida de los Mets de Nueva York.

La oficina del comisionado de las Grandes Ligas había dado a los Mets un plazo de 24 horas para hablar con el jerdinero electo para el Juego de Estrellas, con el objetivo de convencerlo de que renunciara a una cláusula que impedía su transferencia a otro club. Poco antes del encuentro del miércoles, que los Mets ganaron por 8-2 a Cincinnati, Beltrán llegó a la casa club e informó a sus compañeros que estaba en camino de integrarse en Filadelfia a los Gigantes, campeones vigentes de la Serie Mundial.

Se espera que el contrato se anuncie formalmente este jueves por la mañana.

"El llegó, estrechó la mano de todos y nos dijo gracias", relató el jardinero boricua Angel Pagán. "Nos alegramos por él. Va a estar con un equipo que aspira al título".

Los Gigantes finalizan este jueves una serie en Filadelfia, antes de viajar a Cincinnati para enfrentar tres veces a los Rojos. Así, Beltrán saldrá de Cincinnati sólo para volver horas después.

Durante toda la temporada, Beltrán estuvo al tanto de que podría ser canjeado este verano. En tal situación, se esperaba que aprobara su transferencia al club campeón de la Serie Mundial, que es además líder de la División Oeste de la Liga Nacional.

"Aunque hemos sostenido conversaciones, no estamos en condiciones de emitir comentarios por el momento", informaron los Mets en un comunicado.

El premio mayor para los Mets en el canje potencial sería el promisorio lanzador Zachary Wheeler, quien tiene un récord de 3.99 en 16 aperturas con la filial de San Francisco en la Clase A. Los Gigantes eligieron a Wheeler en la sexta selección del draft del 2009.

El toletero electo para el Juego de Estrellas podía bloquear cualquier operación, porque es un veterano de 14 temporadas y ha pasado siete años con Nueva York.

Se pidió al manager de los Mets, Terry Collins, no alinear a Beltrán frente a Cincinnati, el miércoles por la noche. El toletero, quien puede convertirse en agente libre después de esta temporada, no estuvo en ningún lugar visible del Great American Ball Park durante el encuentro.

Podría ser el segundo gran canje de los Mets, que cedieron al taponero venezolano Francisco Rodríguez a Milwaukee después del Juego de Estrellas.

Bajo una regla conocida como "derechos por 10 y 5", un jugador que ha pasado al menos 10 años en las mayores no puede ser transferido sin su consentimiento en caso de que haya jugado cinco de esos años con su club actual.

El bateador ambidiestro encabeza la Liga Nacional con 30 dobletes y batea para .289 con 15 jonrones y 66 producidas.