El presidente paraguayo Fernando Lugo cuando concluya su mandato en agosto de 2013 "se irá del gobierno sin haber podido solucionar el problema de la pobreza", dijo el miércoles el líder campesino Belarmino Balbuena.

"Lastimosamente, Lugo tropezó con inconvenientes insalvables para cumplir su promesa electoral de vencer a la pobreza: poco tiempo en el poder, un Poder Judicial burocrático que no permite recuperar rápidamente tierras malhabidas, un Poder Legislativo conservador que no estimuló programas sociales y el propio Lugo que no encontró la forma de promover la reforma agraria", sintetizó Balbuena en entrevista con la AP.

Balbuena es líder de la organización no gubernamental Movimiento Campesino Paraguayo, e integrante de la Mesa Coordinadora de Organizaciones Campesinas (MCNOC), la coalición de labriegos pobres más grande del país.

Formuló sus declaraciones tras conocerse un informe del Banco Mundial sobre datos de pobreza, en el que señala que la tasa de pobreza general entre los años 2000 y 2009 fue de 35,1% mientras que el ministerio de Economía indicó que la extrema pobreza se posicionó en 19,5%, sobre una población de 6,5 millones de personas.

En julio de 2012 se hará el nuevo censo nacional de población, trabajo y vivienda cuyos resultados finales, verificados, serán difundidos solo en 2013.

El ministro de Economía, Dionisio Borda, en un acto en el aula magna de la Universidad Católica, de Asunción, expresó que "la lucha contra la pobreza es un tema político, económico y ético de alta complejidad".

"La pobreza se transformó para nosotros en una deuda social que estamos obligados a honrar", expresó pero sin dar específicamente la forma en que será saldada.

Balbuena se quejó porque, presuntamente, el gobierno de Lugo "no encontró los recursos, por ejemplo, para que más de 500 mil campesinos pobres cambiaran sus herramientas de producción agrícola. En estos tiempos no podemos seguir usando machete, asada y arado tirado por bueyes o caballos para preparar la tierra".

"La pobreza de la mayoría del pueblo paraguayo no se debe solamente a que un 2% de la población tiene en sus manos casi el 90% de las tierras productivas sino el pobre está abandonado por las autoridades gubernamentales", apuntó el líder campesino.

Paraguay es un país con una economía agrícola-ganadera con pequeños establecimientos manufactureros. Sus principales rubros de exportación son la soja y la carne bovina.