Más de 40 estadounidenses fueron reclutados y radicalizados por terroristas ligados con al-Qaida en Somalia y se han ido a pelear a ese país devastado por la guerra, según un comité legislativo en Estados Unidos.

Peter King, un republicano de Nueva York, e integrante de la Cámara de Representantes, planea dar a conocer este miércoles los hallazgos de la investigación efectuada por el Comité de Seguridad Nacional de la Cámara Baja, el cual preside.

Autoridades de contraterrorismo no han confirmado un número tan alto de estadounidenses que se han unido a la organización terrorista somalí al-Shabab. El gobierno ha dicho que al menos 12 estadounidenses se cree viajaron a Somalia para unirse al grupo extremista en lo que comenzó como una presión para expulsar a soldados etíopes, y algunos de esos jóvenes han muerto en combate.

Al-Shabab ha expandido su enfoque durante años y se ha alineado con otros grupos terroristas anti-occidente.

Personal republicano en el Comité de Seguridad Nacional también encontró que más de 20 canadienses han sido reclutados y radicalizados y se unieron a los combates en Somalia.

La policía canadiense ha dicho que se cree que muchos jóvenes somalíes del área de Toronto han viajado a Somalia para unirse a al-Shabab.

En el discurso que preparó, obtenido por The Associated Press, King señala que al-Shabab está "comprometido con un exitoso y continuo esfuerzo por reclutar y radicalizar a decenas de yijadistas, quienes representan una amenaza directa para Estados Unidos".

El legislador agrega que al-Shabab no sólo es un problema somalí, ya que la organización tiene un gran equipo de yihaidistas estadounidenses y lazos con al-Qaida, particularmente su rama en Yemen.

"Debemos enfrentar la realidad de que al-Shabab es una creciente amenaza para nuestra nación", agrega el discurso de King.

El congresista ha sido criticado por señalar injustamente a los musulmanes en sus series de audiencias en meses pasados sobre la radicalización islámica en Estados Unidos. Algunos de los que se oponen a las audiencias de King dicen que el comité también debería enfocarse en la amenaza que representan otros tipos de extremismo, como el de extrema derecha, particularmente como aquella ideología que pareció motivar al hombre acusado de perpetrar los mortíferos ataques en Noruega de hace unos días.