El senador Daniel Filmus, candidato a alcalde de Buenos Aires por el Frente para la Victoria (FPV), llevó hoy a la Cámara alta argentina su denuncia por la "campaña sucia" en su contra de la que acusa a asesores del actual alcalde porteño, Mauricio Macri.

"Me siento agraviado", dijo en el recinto del Senado Filmus, quien el próximo domingo se medirá en una segunda vuelta electoral con Macri, favorito para lograr la reelección según la mayoría de las encuestas.

Filmus, postulante del FPV que lidera la presidenta argentina, Cristina Fernández, ha solicitado a la Justicia que investigue al consultor ecuatoriano Jaime Durán Barba, asesor de Macri, por su supuesta responsabilidad en el montaje de una "campaña sucia" en su contra.

Filmus denunció que, previo a la primera vuelta del 10 de julio, "cientos de miles" de porteños recibieron llamados en los que se afirmaba que su padre, Salomón Filmus, un retirado moldavo de 88 años, estaba "en negocios turbios" con Sergio Schoklender, exapoderado de las Madres de Plaza de Mayo envuelto en un escándalo judicial por manejos irregulares en planes de viviendas.

Según la denuncia que investiga el juez Ariel Lijo, esos llamados fueron realizados desde la empresa Tag Continental, fundada por Rodrigo Lugones, actualmente director ejecutivo de la consultora política Durán Barba y Asociados.

En la maniobra, según la denuncia, también estuvo involucrada la empresa Connectic, cuyas oficinas, junto a las de Tag Continental, han sido allanadas por Lijo.

El abogado de Filmus, León Arslanián, aseguró hoy en rueda de prensa que en el expediente judicial aparecen "tres personas claramente implicadas en las maniobras": Lugones; Guillermo José Garat, socio de Lugones y de Connectic; y Durán Barba, fundador y presidente de Durán Barba y Asociados.

Según señaló Arslanián, los tres son socios de Informe Confidencial, una encuestadora argentina "utilizada para operaciones políticas encubiertas".

"A su vez, todos aparecen asociados y vinculados con operaciones y negocios hechos con el Gobierno de la ciudad", aseguró el abogado.

Arslanián señaló que el juez investiga las derivaciones de este caso en el exterior pues Tag Continental sería filial de una compañía estadounidense desde la cual también partieron algunas llamadas realizadas a través de líneas de Telecom USA.

La semana pasada, cuando estalló este escándalo, Durán Barba negó en una rueda de prensa hacer "campañas sucias".

"Yo no tengo ninguna empresa en Argentina. Tengo la oficina de Durán Barba y Asociados, donde tengo una participación moral porque no tengo acciones, donde formo gente en mi profesión. No tengo nada que ver con Tag Continental y no conozco a Connectic", aseguró el ecuatoriano.

Durán Barba admitió conocer a Lugones, quien, según el consultor, fue su alumno en cursos universitarios, es su socio en algunas campañas políticas y actualmente vive en México.