El Fondo Monetario Internacional (FMI) dijo hoy que las reformas del sistema laboral y de pensiones han permitido una recuperación gradual y amplia de la economía francesa y señaló que las perspectivas del país son "favorables".

"El consumo ha sido robusto, las inversiones han repuntado y el empleo está aumentando", señaló el consejo ejecutivo del FMI, que divulgó hoy su análisis anual de la economía francesa.

Pese a la favorable evolución económica del país, el Fondo alertó de que los riesgos han aumentado debido a la crisis de deuda soberana en la zona euro y la incertidumbre sobre los precios de la energía y las materias primas.

Según el organismo multilateral, las principales prioridades de Francia deben de ser restaurar la viabilidad fiscal, salvaguardar la estabilidad del sector financiero y reducir el desempleo.

Los directores del consejo ejecutivo del FMI celebraron la "fortaleza" del sistema financiero francés que, destacaron, quedó de manifiesto durante las recientes pruebas de solvencia realizadas en Europa.

Además, alabaron la labor de las autoridades francesas para fortalecer el marco regulador, sobre todo mediante la unificación de la supervisión bancaria y del sector de seguros y la creación de un consejo nacional para detectar riesgos sistémicos.

Por lo demás, el FMI consideró que los riesgos relacionados con el rápido incremento del precio de la vivienda están contenidos en estos momentos, aunque pidió una "continua vigilancia" en ese frente.

El organismo dijo creer, también, que los bancos se beneficiarían de un rápido incremento de sus niveles de capital con el objetivo de alcanzar los requisitos establecidos en Basilea III para el periodo 2013-2014.

El Fondo estima que la economía francesa crecerá un 2,1 % este año y un 1,9 % el que viene. En el 2013 el repunte será del 2 % y a partir de entonces el crecimiento será del 2,1 % hasta el 2016.

Según las proyecciones del Fondo, la tasa de desempleo será del 9,3 % este año y caerá al 8,6 % el que viene.