El legislador demócrata David Wu dijo hoy que renunciará a su cargo en la Cámara de Representantes tras ser acusado de abuso sexual de una joven, poco más de un mes después de que otro congresista hiciera lo mismo por un escándalo similar.

Wu, que en 1999 hizo historia al convertirse en el primer estadounidense de origen chino en acceder al Congreso, decidió presentar su renuncia un día después de que la líder de la minoría demócrata en la Cámara baja, Nancy Pelosi, pidiera al Comité de Ética una investigación sobre su caso.

"Con gran tristeza pretendo renunciar en cuanto se resuelva la crisis del techo de la deuda. Ésta es la decisión correcta para mi familia, la institución de la Cámara de Representantes, y mis compañeros", dijo Wu en un comunicado difundido por su oficina.

La dimisión se produce después de que surgieran las acusaciones contra el congresista por Oregón, el viernes pasado, cuando el diario "The Oregonian" reveló que una joven de 18 años había llamado a la oficina de Wu unas semanas antes para quejarse de un encuentro sexual agresivo y contra su voluntad.

La joven es hija de una amiga de Wu que había donado dinero para su campaña, según el diario, que citó fuentes anónimas de la oficina del congresista.

Wu, de 56 años, con dos hijos y en trámites de divorcio, admitió entonces haber mantenido un encuentro sexual con la joven, pero aseguró que fue algo consensuado.

El suceso provocó la "decepción" de Pelosi y el rechazo de otros compañeros de partido, lo que llevó al congresista a anunciar el domingo que no buscaría la reelección en 2012.

Tras las presiones de los senadores demócratas de Oregón, Ron Wyden y Jeff Merkley, para que abandonara el cargo, el congresista nacido en Taiwán expresó la necesidad de abandonar su escaño para estar junto a su familia mientras responde a "estas serias acusaciones".

Renunciar a su cargo, aseguró Wu, es "la única decisión correcta para evitar cualquier distracción del importante trabajo pendiente en Washington".

El pasado 20 de junio otro demócrata, Anthony Weiner, renunció a su escaño bajo presiones políticas tras el escándalo que provocó con el envío de mensajes y fotos explícitas a varias mujeres por internet, incluyendo una menor de edad.

Las de este fin de semana no son las primeras manchas en el expediente de Wu, que admitió en febrero pasado haber enviado correos electrónicos erráticos al personal de su oficina, incluido uno con una fotografía en la que llevaba un disfraz de tigre.

Wu explicó que estaba con el efecto de fuertes medicamentos bajo receta médica y que le había proporcionado uno de los donantes a su campaña.

Entonces, aseguró que había seguido un tratamiento de salud mental, con terapia y medicación incluidas, y que se encontraba ahora "en un buen momento".

El representante también se vio envuelto en un escándalo sexual justo antes de las elecciones legislativas de 2004, cuando una de sus exnovias aseguró que él la había acosado cuando ambos estudiaban en la Universidad de Stanford en la década de 1970.

Según el diario Político, el gobernador de Oregón, John Kitzhaber, convocará unas elecciones especiales para reemplazar a Wu en la Cámara baja, en una carrera que será "muy competitiva", en palabras de Len Bergstein, que lidera un grupo de presión demócrata en el estado.