Nafisatou Diallo, la inmigrante guineana que acusa al político francés Dominique Straus-Kahn de agresión sexual e intento de violación, se reunió hoy con la Fiscalía de Nueva York en relación a ese caso.

Fuentes de la Fiscalía confirmaron hoy a Efe esa reunión, pero declinaron ser más específicos sobre el encuentro, que al parecer se habría centrado sobre las declaraciones que la mujer realizó durante el fin de semana pasado a varios medios de comunicación estadounidenses.

Diallo, de 32 años, viuda y madre de una adolescente, reveló su identidad a través de esas entrevistas, en las que defendió su versión de los hechos ocurridos el 14 de mayo en la habitación de un lujoso hotel en el que trabajaba como camarera de habitaciones.

La acusadora del ex director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI) Dominique Strauss-Kahn acudió a su cita de este miércoles en la Fiscalía de Nueva York acompañada de su abogado, Kenneth Thompson.

Al termino del encuentro, el letrado afirmó a la prensa que la reunión fue "bien" y que pudieron aclarar una conversación telefónica de su cliente con un hombre preso en Arizona un día después de la supuesta agresión, según detalla el New York Post.

Thompson, que dijo que Diallo podría ofrecer mañana su primera rueda de prensa, añadió que hubo un error de traducción sobre el contenido de la conversación en la que su cliente decía: "No te preocupes, este hombre (DSK) tiene mucho dinero".

En sus declaraciones del pasado fin de semana, la exempleada del lujoso hotel neoyorquino en el que supuestamente DSK la agredió, confesó sentirse dolida por quienes dijeron que era una "prostituta" y lamentó que en pocas horas haya pasado de víctima a acusada.

La última vista del caso contra DSK sufrió el martes un nuevo aplazamiento hasta el 23 de agosto, fecha en la que el exministro de Economía francés tendrá que presentarse ante el juez Michael Obus para determinar el futuro de este proceso, que se ha visto debilitado después de que la Fiscalía indicara hace unas semanas que tenía dudas sobre la credibilidad de Diallo.

Los letrados de DSK, William Taylor y Benjamin Brafman, dijeron el martes que entienden que la Fiscalía siga adelante con la investigación y que confían en que para el 23 de agosto se alcance un acuerdo para "retirar" los cargos contra su cliente.

También calificaron de intento de "distracción desesperado" las entrevistas concedidas por Diallo.

DSK, de 62 años y casado con la experiodista francesa Anne Sinclair, fue detenido el 14 de mayo en el aeropuerto neoyorquino John F. Kennedy, cuando ya estaba sentado en un avión que lo iba a trasladar a París.

Strauss-Kahn, de 62 años, está desde el primero de julio en libertad condicional sin fianza después de que la Fiscalía de Manhattan diese a conocer que en su investigación había encontrado elementos que erosionaban la credibilidad de la inmigrante guineana de 32 años que lo acusaba por presunta agresión sexual e intento de violación.

Ese día, el juez Obus determinó que se le levantara el arresto domiciliario y se le devolviera la fianza de un millón de dólares y el aval bancario por otros cinco millones que depositó unas semanas antes para salir de la cárcel neoyorquina de Rikers Island.

Desde entonces, el antiguo titular del FMI puede viajar por Estados Unidos, pero no se le permite salir del país.