El presidente guatemalteco Alvaro Colom advirtió que el narcotráfico representa una amenaza para las elecciones generales del 11 de septiembre en su país, donde los carteles de las drogas intentarán penetrar en los partidos.

En una entrevista para el diario La Jornada en el marco de una visita oficial a México, Colom dijo que hasta ahora no ha sabido de algún caso específico de infiltración del narcotráfico, pero no duda que habrá intentos frente a los golpes que las autoridades han dado a los carteles.

"Le he pedido a todos los partidos, a todos los candidatos, que tengan mucho cuidado... van a tratar (los narcotraficantes) de recuperar su influencia a escala municipal, Congreso, presidencia, a todos los niveles", señaló el mandatario en la entrevista publicada el miércoles.

Guatemala acudirá el 11 de septiembre a elecciones para elegir presidente, vicepresidente, diputados al Congreso, funcionarios municipales y diputados al Parlamento Centroamericano.

Colom llegó el martes a México, aunque su visita a su colega mexicano Felipe Calderón inició el miércoles.

Los mandatarios acordaron intensificar el intercambio de información de inteligencia "sobre casos emblemáticos" y avanzar en la realización de "investigaciones espejo" para fortalecer el combate al crimen organizado, incluido el tráfico de personas y el secuestro de migrantes, según un comunicado conjunto.

Durante una recepción oficial en la residencia presidencial mexicana, Colom agradeció a México su apoyo en momentos inclusive de situaciones de violencia.

"Se está avanzando en esa lucha tan desigual contra el crimen organizado. Pero México y Guatemala, y con Centroamérica... si nos unimos, esa lucha no va a ser tan desigual", dijo.

Guatemala ha padecido el recrudecimiento de la violencia de grupos del narcotráfico, en particular del cartel mexicano de las drogas de Los Zetas, que ha sido responsabilizado de una masacre de 27 campesinos en una finca del norte de esa nación.

En una sesión solemne ante el Congreso, el mandatario guatemalteco remarcó los riesgos de no trabajar unidos contra los grupos del narcotráfico que extienden sus acciones más allá de la frontera de una nación.

"Los Zetas, los carteles, pasan las fronteras, no tienen pasaporte. Sólo tienen el arma, sólo tienen la violencia", expresó al afirmar que su gobierno ha hecho más que administraciones anteriores, citando la incautación de 12.000 millones de dólares al narcotráfico, cuando en los dos periodos anteriores sólo fueron 1.100 millones de dólares.

Más tarde, en un almuerzo con Calderón, Colom aseguró que el crimen organizado no lo quieren por los golpes que les ha asestado.

"A mí no me quieren estos señores, porque les hemos dado duro", comentó.

Los presidentes de México y Guatemala coincidieron en la necesidad de fortalecer la cooperación bilateral para mejorar la seguridad en la frontera.

En el marco de la visita, ambos países firmaron un convenio de cooperación en materia educativa y deportiva, además de un memorándum de entendimiento para mejorar el transporte terrestre en la zona fronteriza.

El ministro guatemalteco de la Defensa, general Juan José Ruiz, dijo en San Salvador que tras un trabajo conjunto de la policía, el ministerio Público y el ejército de su país, han logrado reducir el accionar los Zetas.

"En Guatemala se ha hecho un buen trabajo. En últimos seis meses se han capturado seis capos guatemaltecos y la estructura de los Zetas actualmente la tenemos casi eliminada", aseguró Ruiz en rueda de prensa tras un encuentro con sus colegas centroamericanos para discutir temas de seguridad de la región.