China informó el miércoles que planea utilizar un portaaviones remozado para labores de investigación y entrenamiento.

El vocero del Ministerio de Defensa Geng Yansheng dijo a los periodistas que ya se estaba trabajando en el remozamiento del viejo portaaviones, en referencia al Varyag, cuyo casco desmantelado fue arrastrado desde Ucrania en 1998 y ha sido sometido a labores de reconstrucción durante buena parte de la década.

Aunque ya se tenía conocimiento de las labores durante años, China hasta hace muy poco reconoció estar trabajando en la renovación del portaaviones en el puerto de Dalian, en el norte de China.

Los comentarios de Geng parecen indicar que China no tiene planes de desplegar el portaaviones como parte de sus fuerzas de combate, sin que se prepara a construir sus propios portaaviones desde la quilla hasta el puente.

Expertos en defensa señalaron que ya se tienen planeados cuatro portaaviones y se les está construyendo en un astillero de Shanghai.