Las autoridades mexicanas encontraron 18 cadáveres en una fosa clandestina en el norte del país, se informó el miércoles.

La policía del estado de Nuevo León dijo que un grupo de pastores encontró dos cadáveres en estado de descomposición cerca a un camino sin pavimentar el martes por la noche en el poblado de Juárez y notificó a las autoridades.

Un investigador de la policía estatal dijo que otros 16 cadáveres se encontraban enterrados. Agregó que los cuerpos se encontraban en estado de descomposición avanzado y estuvieron enterrados al menos un mes.

El agente habló a condición de mantener el anonimato debido a que no tiene autorización para hablar sobre el caso.

El mes pasado, la policía halló dos fosas clandestinas separadas con restos humanos en el mismo poblado, y el año pasado, soldados encontraron 51 cadáveres enterrados en un remoto rancho en el mismo lugar.