Miles de rescatistas excavaban el jueves en medio de masas de denso lodo en busca de sobrevivientes de los mortíferos aludes e inundaciones, mientras el ejército alertó que minas terrestres enterradas podrían haberse deslizado montaña abajo por el golpe de la lluvia.

Las fuertes tormentas en Seúl y zonas aledañas desde el martes han matado a por lo menos 47 personas, incluyendo 10 estudiantes que fueron aplastados por un alud. Otras cuatro personas están desaparecidas.

Los esfuerzos para excavar en busca de los desaparecidos dio un peligroso giro cuando el Ministerio de Defensa dijo que las minas pudieron haber descendido de las montañas golpeadas por un deslave en el sur de la capital surcoreana.

Yoon Yong-sam, vocero de la fuerza aérea, el organismo que plantó las minas de tierra en la década de 1960 alrededor de una base aérea militar en la montaña, dijo que soldados con detectores están esperando a que se detengan las lluvias para comenzar la búsqueda. Hay preocupaciones de que el suelo podría estarse moviéndose todavía incluyendo las minas.

Un funcionario del Ministerio de Defensa informó previamente que 10 minas pudieron haberse precipitado por la montaña Wumyeon. El oficial no dio su nombre debido a políticas oficiales. Otro representante de esa oficina, Kim Min-seok, minimizó el riesgo inmediato porque una muralla de concreto en la colina podría evitar que las minas alcancen a los socorristas.

También hay temores de minas en provincias del norte afectadas por las inundaciones y deslaves, lo que hizo que el Estado Mayor emitiera una orden para iniciar las operaciones de búsqueda donde se necesite.

El alud en Seúl mató a por lo menos 16 personas. Unos 5.000 bomberos, soldados, policías y otros se movilizaron el jueves para tratar de encontrar supervivientes y limpiar murallas de lodo apilado en áreas residenciales cerca de la base de la montaña.

"Todavía existe la posibilidad de que una mina terrestre se precipite por las grietas", dijo Bae Jin-sun, una rescatista de 27 años que trabaja en el sur de la capital coreana.

La televisora YTN transmitió imágenes de excavadoras removiendo masas de lodo y partes de árboles caídos y a rescatistas trabajando con impermeables.

___

El escritor de Associated Press So Yeon Kwon colaboró con este reporte desde Seúl.