Los precios de las acciones bajaron el martes en la Bolsa de Valores de Nueva York, ante la incapacidad del gobierno estadounidense de llegar a un acuerdo para elevar el límite de su deuda.

Los indicadores principales estuvieron con pérdidas todo el día, sobre todo cuando la Casa Blanca dijo que objetaría un plan republicano en la Cámara de Representantes que propone elevar el límite de la deuda en un billón de dólares.

La propuesta estipula que el asunto de la deuda sea votado de nuevo el año próximo, algo que el presidente Barack Obama rechaza al considerar que el plan es una invitación para otra crisis dentro de seis meses.

El conflicto sobre el tope de endeudamiento del país ha estremecido a los inversionistas. De no alcanzarse un acuerdo para el 2 de agosto, Estados Unidos carecerá de dinero suficiente para cumplir con el pago de sus compromisos y podría incurrir en impago de la deuda.

Según analistas, una moratoria estadounidense tendría repercusiones devastadoras en los mercados financieros. Estados Unidos perdería su gran calificación crediticia de triple A, lo cual dispararía las tasas de interés. Entonces, las acciones bursátiles se desplomarían.

El experto Paul Zemsky, responsable de inversiones sobre diversos activos en ING Investment Management, dijo que además los estadounidenses perderían la confianza en su economía, y en consecuencia suspenderían las compras de bienes como automóviles y casas.

"Cualquier cosa que sacuda ahora la confianza es simplemente adversa para la economía", advirtió Zemsky. "Y este (caso) tiene un gran efecto negativo en la confianza".

El índice Dow Jones perdió 91,50 unidades (0,7 para cerrar en 12.501,30. El Dow estaba abajo 40 puntos por la tarde y recayó otros 50 cuando la Casa Blanca advirtió que vetaría el plan republicano. El Dow ha hilado tres días a la baja.

El parámetro Standard & Poor's 500 descendió 5,49 puntos (0,4 a 1.331,94. El compuesto Nasdaq cedió 2,84 enteros (0,1%) para terminar en 2.839,96.

Unos dos títulos bursátiles perdieron por cada uno que ganó en la Bolsa de Valores de Nueva York. El volumen fue reducido, de 3.700 millones de acciones.

Los bonos de referencia disminuyeron en rendimiento. El rédito de los papeles del Tesoro a 30 años bajaron de 4,32 a 4,28%.

La incertidumbre sobre la deuda estadounidense causó, según analistas, también una depreciación del dólar y un aumento en el petróleo.

El euro superó el valor de 1,45 dólares por vez primera desde el 5 de julio, mientras que la moneda estadounidense disminuyó por abajo de los 78 yens por primera ocasión desde mediados de marzo.

El crudo de referencia West Texas Intermediate para entrega en septiembre subió 39 centavos a 99,59 dólares el barril en la Bolsa Mercantil de Nueva York. En Londres, el petróleo Brent ganó 34 centavos para colocarse en los 118,28 dólares por barril en el mercado ICE.

En cambio, las principales bolsas de valores en Europa y Asia registraron ganancias. El índice FTSE 100 aumentó 0,1% mientras el alemán DAX subió también 0,1% y el CAC-40 de Francia avanzó 0,7%.

En Asia, el indicador japonés Nikkei 225 mejoró 0,5%, el Hang Seng de Hong Kong ganó 1,3% y el Kospi surcoreano se incrementó 0,9%.