Taxistas griegos en huelga en todo el país se manifestaron el martes en Atenas contra las medidas de austeridad que reformarían la manera de otorgarles licencias.

Unos 3.000 conductores marcharon por el centro de la ciudad hasta el Parlamento.

Los taxistas se encuentran en huelga desde hace 10 días para exigir que el gobierno descarte sus planes de eliminar los reglamentos que protegen la expedición de licencias de taxis, parte de un esfuerzo por liberalizar la economía del país, azotada por una crisis financiera.

Los sindicatos que protestan las medidas consideraron que sus integrantes necesitan tiempo para pagar los préstamos que obtuvieron con el fin de comprar las licencias de sus taxis, que fueron vendidas de manera privada bajo el régimen vigente de restricciones.

"No hay manera de que demos marcha atrás a nuestra postura actual", señaló Thymios Lymberopoulos, jefe de la asociación de propietarios de taxis del área metropolitana de Atenas, en una entrevista con el canal privado de televisión Skai.

"Lo que el gobierno nos propone simplemente nos deja fuera del negocio", agregó.

Desde que comenzaron sus protestas, los conductores de los taxis han bloqueado carreteras, han frenado el tránsito y obstaculizado el acceso a aeropuertos y puertos regionales antes de cambiar sus estrategias por otras menos agresivas.

El domingo, los manifestantes tomaron las cabinas de boletos de la antigua Acrópolis y permitieron a los visitantes que entraran a la zona arqueológica sin el pago de la tarifa correspondiente.

Ante la presión de sus acreedores internacionales, el gobierno socialista de Grecia está eliminando lo que describió como prácticas restrictivas de licencias y otras prácticas laborales que frenan la competencia.

El país ha logrado sobrevivir al recibir préstamos de rescate por 110.000 millones de dólares que le otorgaron los otros países de la zona de euro y el Fondo Monetario Internacional, y la semana pasada recibió otro enorme paquete de préstamos de rescate para cubrir necesidades financieras de los años venideros.