La federación rumana de fútbol exhortó a Argentina a que no cancele el partido amistoso programado el 10 de agosto en un nuevo estadio de Bucarest.

La Asociación del Fútbol Argentino dijo en su portal digital que el partido había sido suspendido tras el alejamiento del técnico Sergio Batista.

Mircea Sandu, presidente de la federación rumana, le escribió el martes al jefe de la AFA Julio Grondona pidiéndole que la selección albiceleste participe en el partido inaugural del nuevo Estadio Nacional.

Agregó, no obstante, que está sondeando la posibilidad de invitar a Portugal o de aplazar la inauguración hasta el 6 de septiembre, en que Rumania enfrenta a Francia.

El nuevo estadio albergará la final de la Liga Europa del 2012.