El precandidato a la Presidencia de Argentina por la agrupación política Compromiso Federal, Alberto Rodríguez Saá, solicitó hoy a la Justicia que se posterguen las elecciones primarias obligatorias del próximo 14 agosto por la falta de tiempo para que los partidos repartan las boletas.

El actual gobernador de la central provincia de San Luis presentó un recurso de amparo ante la decisión del juez federal Manuel Blanco, con competencia electoral en la provincia de Buenos Aires, quien decidió que el Juzgado no se iba a hacer cargo de la distribución de las boletas por la gran cantidad de partidos que van a participar en las primarias.

El magistrado estableció que el reparto quedara bajo la responsabilidad de los fiscales de cada fuerza política.

El precandidato de Compromiso Federal y su hermano, el expresidente argentino Adolfo Rodríguez Saá, candidato a gobernador de la provincia de Buenos Aires, el mayor distrito electoral del país, denunciaron que no han dado tiempo a los partidos para garantizar el reparto de las boletas.

Otras fuerzas políticas, como el izquierdista Proyecto Sur y el trotskista Partido Obrero, ya habían objetado esta decisión de la Justicia.

Para poder presentarse en los comicios presidenciales de 23 de octubre, los candidatos deberán obtener en las primarias del 14 de agosto al menos el 1,5 % del total de votos válidos.

Por otra parte, el precandidato presidencial de la Unión para el Desarrollo Social (Udeso), Ricardo Alfonsín, y su aliado electoral Francisco de Narváez, quien se postula a la gobernación de la provincia de Buenos Aires, anunciaron hoy que van a presentar dos denuncias judiciales contra las autoridades electorales por irregularidades en el reparto de los espacios publicitarios.

Los candidatos de la Udeso realizarán las presentaciones judiciales ante la Dirección Nacional Electoral y la Junta Electoral de Buenos Aires por las trabas que a su juicio son una "maniobra" del Gobierno de Cristina Fernández para "silenciar" a los partidos de la oposición.

La nueva normativa electoral establece que las fuerzas políticas reciben por sorteo espacios gratuitos en los medios audiovisuales.

El diputado Gustavo Ferrari, quien acompaña la denuncia de la Udeso, explicó que las autoridades electorales demoraron en facilitarles los datos necesarios para contactarse con los medios, y que más de un tercio de los datos eran erróneos.

"De esos 515 (medios de la provincia de Buenos Aires de los que les entregaron datos), en 204 la dirección no correspondía o era imposible establecer el contacto o directamente no existían", afirmó.

"Están limitando la libertad de expresión", denunció De Narváez.