Un avión con 10 toneladas de suplementos nutricionales destinados a niños desnutridos aterrizó en Somalia el miércoles, dijo un funcionario de la ONU.

El envío es parte de gestiones de emergencia en momentos en que la hambruna amenaza con extenderse a más regiones de Somalia.

David Orr, un portavoz del Programa Mundial de Alimentos que viajó en el avión desde Nigeria hasta Mogadiscio, dijo que el cargamento aéreo es el primero desde que la ONU declaró una hambruna en partes de Somalia la semana pasada.

Orr dijo que la ayuda sería distribuida a instalaciones médicas que tratan a niños desnutridos.

La vocera del PMA Challiss McDonough dijo que éste el es primero de varios envíos planeados para las próximas semanas. Agregó que el cargamento de pasta nutritiva basada en maní servirá para tratar a 3.500 niños desnutridos durante un mes.

McDonough dijo que la agencia de la ONU decidió iniciar los envíos por aire debido a la necesidad urgente de tratar a los niños desnutridos antes de que su estado se deteriore aun más. Dijo que 18.000 sufren desnutrición y que se prevé que la cifra aumente a 25.000.

El PMA ha dicho que no puede llegar a 2,2 millones de personas que necesitan ayuda en zonas bajo el control de milicias extremistas islámicas en el sur de Somalia. El país sufre un conflicto armado desde hace dos decenios, desde que el último gobernante establecido fue derrocado por caudillos que seguidamete se enfrentaron entre sí. Grupos islámicos se han pasado los últimos años combatiendo al débil gobierno actual, apoyado por la ONU, en un intento por derrocarlo.