El ministro brasileño de Hacienda, Guido Mantega, dijo hoy que a pesar del nuevo plan de rescate financiero a Grecia la recuperación económica de la zona euro será lenta y mostró su preocupación ante la falta de acuerdo en Estados Unidos sobre el aumento del techo de la deuda.

"Aun implementando un programa de recuperación en Europa este problema se va a arrastrar algunos años. No podemos esperar una recuperación rápida del continente europeo, se arrastrará dos o tres años más", dijo Mantega durante la apertura de la reunión del Consejo de Desarrollo Económico y Social (CDES), celebrada en Brasilia.

Según el ministro, la crisis mundial ha dejado de ser una recesión del sector financiero y ha entrado en una nueva fase.

"Dejó de ser una crisis financiera privada y pasó a ser una crisis soberana. La solución no es simple. Los países emergentes continuarán creciendo, pero enfrentarán problemas", dijo Mantega, citado por la Agencia Estado.

En opinión del ministro, la economía mundial atraviesa un momento delicado y es necesario permanecer alerta.

"Para los próximos años el panorama no es diferente en los países avanzados, que tendrán tasas de crecimiento bajas, insuficientes para resolver los problemas económicos", anticipó.

Sobre el escenario económico en EE.UU., el ministro se mostró cauto y esperanzado en que el Congreso del país alcanzará un acuerdo sobre el aumento del techo de deuda.

"Estoy deseando que resuelvan esta situación. Sería negativo para el todo el mundo un 'default' (de EE.UU.). El Gobierno no tendrá cómo pagar las deudas, los servicios públicos ni las inversiones. Sería una gran insensatez si no logran resolver esta situación", concluyó.

El CDES es un órgano que asesora a la Presidencia brasileña en la formulación de políticas enfocadas al desarrollo económico y está integrado por miembros del Gobierno y representantes de la sociedad civil.