El estadounidense Ryan Lochte se proclamó hoy campeón del mundo de los 200 metros libre en Shanghái, por delante de su compatriota Michael Phelps.

El alemán Paul Biedermann, que defendía su título de Roma 2009, fue tercero y el surcoreano Tae Park, campeón el pasado domingo de los 400 libre, cuarto.

Esta es una de las dos pruebas en la que los dos americanos se cruzarán en Shanghái 2011. La otra será en los 200 estilos.