La Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH) celebrará una sesión en Colombia entre los próximos 22 de agosto y 2 de septiembre, en la que se analizarán casos de Argentina, Chile y Brasil.

El secretario general de la Corte IDH, Pablo Saavedra, anunció hoy la convocatoria en un taller para periodistas sobre las funciones del tribunal interamericano con sede en Costa Rica.

Saavedra recordó que el organismo ya celebró un periodo de sesiones en Colombia en 2007, como parte de la ruta que ya ha pasado por al menos 16 países latinoamericanos y que trata de celebrar audiencias fuera de la sede para dar a conocer la cara accesible y "cercana a los problemas de la región" del tribunal.

La Corte IDH acudirá al país andino en respuesta a una invitación del Gobierno colombiano, y lo hará durante dos semanas en las que se celebrarán audiencias públicas para analizar tres casos en los que los Derechos Humanos se ven comprometidos en países latinoamericanos y se compartirán experiencias en la materia en un seminario académico.

El primer caso que se revisará es el de la jueza chilena Karen Atala, a quien la Corte Suprema de su país retiró la custodia de sus hijas por ser lesbiana.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), que integra junto con la Corte IDH el Sistema Interamericano de Derechos Humanos y elabora informes específicos y temáticos sobre la situación en los países que visita, ya condenó al Estado chileno en 2009 al considerar que violó el derecho de Atala "a vivir libre de discriminación".

También se analizará en Bogotá una condena civil impuesta al director y editor de la Revista Noticias de Argentina, quienes escribieron dos artículos sobre un hijo no reconocido del expresidente Carlos Menem con una diputada nacional, en lo que la CIDH consideró un caso contra la libertad de expresión.

Los magistrados de la Corte IDH estudiarán también el cumplimiento de las medidas provisionales en dos centros penitenciarios en Brasil para garantizar el respeto de los derechos de los reclusos.

Saavedra advirtió que durante su estancia en Colombia los integrantes de la Corte no revisarán ningún caso de violación a los Derechos Humanos en el país ni tampoco opinarán sobre la situación política interna.

"La Corte habla con sentencias y fallos", concluyó.