El salsero colombiano Alvaro José "Joe" Arroyo, autor de éxitos como "La rebelión", falleció el martes en una clínica de la costa del Caribe colombiano. Tenía 55 años.

La muerte fue confirmada por el representante del cantante Luis Ojeda, quien estaba en la clínica.

Arroyo "cantó con los mejores del mundo", dijo Ojeda en diálogo telefónico con The Associated Press.

Su muerte fue lamentada de inmediato tanto por artistas como por el presidente Juan Manuel Santos en mensajes de Twitter.

"Lamento la muerte de Joe Arroyo, una gran pérdida para la música y para Colombia. Toda mi solidaridad con su familia y seres queridos", dijo Santos.

Ojeda dijo que Arroyo, con quien trabajó durante 28 años, murió a la mañana temprano en la clínica La Asunción, en Barranquilla, a unos 700 kilómetros al norte de Bogotá. La clínica no hizo declaraciones.

El funeral y entierro están previstos para el miércoles en Barranquilla, dijo Ojeda.

Shakira dijo que Arroyo fue "el mejor" y su obra "inmortal".

"Contigo aprendimos a bailar y a amar más a Colombia, a nuestro carnaval y a mi querida patria chica a la que tantas canciones dedicaste; Barranquilla. Tu canto se quedará para siempre en mí", afirmó Shakira en un comunicado divulgado por su oficina de prensa en Bogotá.

La obra de Arroyo, "hizo crecer y madurar nuestra música, tu voz es la voz de Africa tatuada en la piel de Colombia, tu ingenio no se compara al de ningún otro artista que haya parido este continente, para mí serás por siempre junto con mi adorada Mercedes Sosa el más grande del folklore latinoamericano", agregó Shakira.

La Alcaldía de Barranquilla declaró tres días de duelo por la muerte del salsero, quien nació el 1 de noviembre de 1955 en Cartagena, pero era "hijo adoptivo y muy querido de Barranquilla, ciudad en la que forjó su éxito", dijo la Alcaldía en el decreto del duelo, divulgado en su sitio de internet.

Decenas de personas coreando "¡Joe, Joe!" y batiendo palmas se agolparon frente a la sede en Barranquilla de la Sociedad de Autores y Compositores de Colombia (Sayco), donde los restos eran velados en la jornada vespertina. Más tarde se esperaba su traslado a una funeraria.

Sayco dijo en un comunicado que mañana 27 de julio los restos de Arroyo serán llevados a la catedral de Barranquilla para realizar sus exequias por la tarde en un cementerio de esa ciudad.

Arroyo estaba hospitalizado en la clínica desde 27 de junio debido una crisis hipertensiva y edema pulmonar, entre otras enfermedades, de acuerdo con lo que ha dicho la clínica en varios comunicados.

Le sobreviven su esposa, Jacqueline Ramos, y ocho hijos de anteriores relaciones, de acuerdo con su representante.

Arroyo empezó a cantar a fines de la década de 1970 en la orquesta Fruko y sus Tesos, pero en 1981 formó su propia banda en la ciudad de Medellín, en el noroeste colombiano, llamada "La Verdad" y en 1983 se fue a Barranquilla, capital del departamento del Atlántico, sobre la costa del Caribe, de acuerdo con Ojeda.

El salsero "era muy afinado. Cautivó a todos con su voz... (con) el entusiasmo y alegría que ponía al interpretar", dijo Julio Estrada, líder de Fruko y sus Tesos, con la que Arroyo cantó al inicio de su carrera y durante siete años. "No necesitaba ningún instrumento (...) Nació con el don" en la voz, agregó Estrada.

Hace meses Estrada y Arroyo se vieron. En ese último encuentro el salsero se despidió diciendo: "'Julio, te quiero''', recordó Estrada, de 60 años, con tristeza en una entrevista telefónica.

De las interpretaciones de Arroyo en sus años con Fruko y sus Tesos, Estrada recordó tonadas como "Tania", "El caminante" y "El mosaico santero", entre otras.

Su primer gran éxito nacional e internacional fue "Tumbatecho".

Aunque nunca ganó un premio Grammy, sí fue nominado en varias ocasiones, según Ojeda. Estaba previsto que recibiera en Las Vegas el próximo 9 de noviembre un Grammy en reconocimiento a su carrera, agregó el representante.

Arroyo ganó varios Congos de Oro, la máxima distinción del carnaval de Barranquilla.

Con una carrera en la que compuso unas 200 canciones, Arroyo contaba entre sus éxitos con "El preso", "La rebelión", "Echao Pa'lante", y "En Barranquilla me quedo".

En noviembre de 2006 en Barranquilla, Arroyo interpretó su tema "Te olvidé" junto a Shakira, recordó el manager del salsero.

Arroyo también cantó con otros famosos ya fallecidos como Celia Cruz y Héctor Lavoe, dijo Ojeda.

El cantante colombiano Juanes indicó que era un día "triste para la música". "Gracias por toda la alegría que nos dejas", agregó Juanes.

Salseros como el venezolano Oscar D' León, así como Willie Colón también expresaron sus condolencias.

"Acompaño la familia de Joe Arroyo y el pueblo colombiano por la pérdida de un gran artista. Nos dejó un gran legado", dijo Colón.

Es triste "perder a un verdadero amigo (...) Joe nunca te olvidaré", dijo el salsero venezolano.

La Academia Latina de la Grabación emitió un comunicado en el cual lamentaba la pérdida de Arroyo.

"Joe brindó al mundo de la música su talento excepcional y dejará, estamos seguros, una huella irreemplazable", dijo la organización. "Celebraremos la vida de Joe con su música y con la marca que deja plasmada en la cultura latinoamericana", agregó.