El vicecanciller nicaragüense, Orlando Gómez, calificó hoy como "sabandijas y grupejo" al comité del Congreso de EE.UU. que aprobó eliminar parte de la ayuda exterior a Managua y otros países latinoamericanos que "no apoyan los ideales de la libertad", según su proponente.

Gómez tachó de "sabandija" al legislador republicano de Florida, Connie Mack, presidente del Comité de Relaciones Exteriores de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, quien impulsa el recorte financiero a Argentina, Venezuela, Nicaragua, Ecuador y Bolivia.

Además, tildó de "grupejo" a los legisladores Ileana Ros-Lehtinen, Mario Díaz Balart, David Rivera y Marco Rubio, a quienes señala de atacar a los Gobiernos que "no se caracterizan por ser lacayos del imperialismo".

Según el vicecanciller, "no es una afirmación antojadiza" asegurar que "una camada de legisladores cubano-batistianos, o bien cubano-americanos" han convertido al estado sureño de Florida en la principal plataforma de ataque político contra los países latinoamericanos que se oponen a las políticas de Washington.

"Digamos que lo obtuso y la intolerancia política-ideológica es el principal ítem de la caracterización de este grupejo", señaló Gómez, según informó este martes el portal gubernamental "El 19".

El Comité de Relaciones Exteriores de la Cámara de Representantes de EE.UU. aprobó el pasado día 20 una enmienda que, para efectos prácticos, elimina parte de la ayuda exterior a los Gobiernos de Argentina, Venezuela, Nicaragua, Ecuador y Bolivia, aunque oficialmente no se precisó ninguna cifra.

Esa decisión debe aún ser ratificada en el pleno de la Cámara baja y posteriormente en el Senado, de mayoría demócrata, que podría rechazar la propuesta de Mack.

El legislador republicano ha señalado que la medida de recortar la ayuda financiera es una forma de castigo a ciertas naciones de América Latina que, a su juicio, "interfieren" o "ponen resistencia" a los procesos democráticos.

El vicecanciller nicaragüense calificó a Mack como una "sabandija" que, dijo, "tiene un largo historial de relaciones con los círculos extremistas cubanoamericanos asociados al terrorista internacional Luis Posada Carriles".

Incluso, acusó al legislador republicano de haber instado "al asesinato del presidente Hugo Rafael Chávez Frías" de Venezuela.

Además, el diplomático nicaragüense indicó que los legisladores Mack y Ros-Lehtinen gastaron 25.000 dólares en viajes a Honduras, "en un espectáculo extremo de convicciones ultraderechistas" para "apoyar al régimen golpista de (Roberto) Micheletti", quien asumió el poder tras el golpe de Estado que derrocó Manuel Zelaya en junio de 2009.

Por su parte, el encargado de negocios estadounidense en Managua, Robert Downes, dijo al periódico local El Nuevo Diario que las relaciones entre ambos países "están un poquito complicadas", aunque propuso impulsar un "diálogo de respeto mutuo".