El presidente Hugo Chávez anunció el martes la creación del Ministerio para el Sistema Penitenciario e informó que nombrará como jefa de ese despacho a la diputada oficialista Iris Varela.

Chávez informó telefónicamente a la televisora estatal que la creación del nuevo ministerio trata de darle una "solución integral" a los problemas que enfrentan las 34 cárceles del país donde conviven 44.520 presos en graves condiciones de hacinamiento y violencia.

"Hay que convertir a la cárcel en un centro de formación del hombre nuevo, que salga transformado, capacitado para la vida, para el amor. Eso es perfectamente posible y forma parte de la estrategia de 2011- 2021 y luego en perspectiva 2021- 2031", indicó el mandatario, de 56 años, que permanece convaleciente por un cáncer pero con aspiraciones de completar hasta dos mandatos más.

El gobernante anunció que Varela dirigirá el ministerio de prisiones."Espero estar a la altura de este compromiso", dijo la congresista a la televisora estatal al confirmar su nombramiento.

"Lo primero que se tiene que hacer es descongestionarlas", dijo Varela en una entrevista que el diario local Ultimas Noticias publicó en internet. La ministra precisó que los reos por delitos como hurto podrían recibir medidas como libertad condicional o un régimen abierto controlado por la autoridad.

La creación del nuevo ministerio ocurre luego de un violento motín que se presentó a finales del mes pasado en la cárcel central de El Rodeo II y que se prolongó por 27 días, lo cual evidenció la crisis prevaleciente en los penales, donde prácticamente hay mafias de reos armados que ostentan el poder dentro de los recintos.

La oposición rechazó que el problema carcelario se resuelva con un nuevo ministerio.

"El gobierno nacional puede crear cualquier cantidad de ministerios para atender los distintos problemas del país... el problema de las cárceles debe ser atacado desde adentro y a través de educación, los penales tienen que ser centros de rehabilitación para que esas personas puedan ser reinsertadas a la sociedad una vez que sean liberados", dijo el gobernador del estado Miranda, Henrique Capriles, en declaraciones al canal de televisión Globovisión.

Capriles es el opositor con más intención de voto en las encuestas previas a las elecciones presidenciales del 2012.

En las últimas dos semanas se han registrado violentos enfrentamientos entre los internos en cuatro cárceles del centro y occidente del país que han dejado como saldo siete reclusos muertos y más de una treintena de heridos.

Chávez admitió a mediados de mes que la situación en las cárceles venezolanas es "un problema grave, serio" que representa una "mancha" para su gobierno.

El mandatario consideró como "insólita" la fuga que realizó un grupo de reclusos de El Rodeo II poco antes que las autoridades retomaran el control del penal el 13 de julio, y también condenó que los internos de ese centro se hayan mantenido atrincherados con armas, por 27 días, evitando la intervención de la cárcel.

"Eso hay que sanearlo, bueno, es como un cáncer hay que aplicarle un tratamiento profundo. Hay que extirpar tumores, hay que aplicar tratamiento, es como un cáncer social", comentó el gobernante.

Chávez hizo un llamado a sus funcionarios para "acelerar la transformación de todo el sistema penitenciario" y construir nuevas instalaciones, para cambiar "esas viejas cárceles, centros de degradación más bien y de destrucción de lo humano" y transformarlas en instalaciones de "formación del hombre nuevo".