Un jurado investigador federal en Sacramento acusó el martes a 14 personas de arreglar matrimonios falsos para inmigrantes de Rusia, Ucrania y otros países de Europa del Este con el propósito de ayudarles a permanecer en Estados Unidos.

El fiscal Benjamin Wagner dijo que la acusación se produjo después de que el hombre acusado de ser el cabecilla, Sergey Potepalov, fue arrestado en su casa cerca de Sacramento.

Wagner dijo que los acusados "crearon un negocio del matrimonio fraudulento" al arreglar al menos nueve matrimonios para eludir las leyes de inmigración.

Los 14 están acusados de confabulación para cometer fraude matrimonial, hacer declaraciones falsas e inducir a un extranjero a permanecer en Estados Unidos.

Wagner dijo que los participantes se casarían en Sacramento, Reno, Nevada, o Europa del Este, después tomarían fotos de la boda y establecerían apartamentos para dar la apariencia de legitimidad.