El canciller boliviano David Choquehuanca informó el martes de un "posible encuentro" entre los presidentes Evo Morales, de Bolivia, y Sebastián Piñera, de Chile, el jueves en Lima cuando asistan a la ceremonia de asunción de Ollanta Humala.

"En caso de que el presidente Piñera esté es Lima, hay un posible encuentro (con Morales)", dijo Choquehuanca en rueda de prensa.

Las conversaciones entre los dos países se estancaron desde marzo pasado cuando Morales anunció que demandará a Chile ante el Tribunal de La Haya porque no respondió al pedido de su país de una salida soberana al mar.

Desde entonces Bolivia y Chile se embarcaron en un fuego cruzado de declaraciones, pero la semana pasada Morales pareció abrir una salida. "Voy a buscar al presidente de Chile para retomar las relaciones", dijo en una entrevista con la televisora católica Fides.

Agregó que se trata de "recuperar esa confianza mutua que hemos construido", aunque aclaró que su país no renunciará a la posibilidad de una demanda internacional.

Choquehuanca no dio detalles del posible encuentro. Dijo que en una ocasión como el juramento de un nuevo presidente, los mandatarios invitados intercambian saludos.

El gobierno boliviano no ha concretado su anuncio de acudir a un tribunal internacional y tampoco cerró la posibilidad de continuar las conversaciones si Santiago concreta una propuesta a su demanda marítima para iniciar una negociación.

Con Morales en el gobierno, las relaciones con Chile alcanzaron su punto más alto en décadas. Los dos países intercambiaron encuentros en todos los niveles desde militares hasta artistas con el fin de crear un "clima de confianza mutua" que allane el terreno para abordar asuntos más de fondo.

Tras el impasse, Piñera dijo que Chile no tiene asuntos limítrofes pendientes con Bolivia, una posición histórica que siempre defendió Santiago.

Bolivia reclama una salida propia al mar desde que perdió su litoral en una guerra con Chile en 1879 en la que tuvo como aliado a Perú.