El ex senador tupamaro Eleuterio Fernández Huidobro asumió el martes como nuevo ministro de Defensa, con el declarado propósito de mejorar relación de la Fuerzas Armadas con la sociedad y encarar el tema de las denuncias sobre violaciones a los derechos humanos durante la dictadura militar (1973-1985).

Fernández Huidobro, de 69 años, a quien el presidente José Mujica ha definido como "viejo compañero de ruta", reemplaza a Luis Rosadilla que renunció por razones de salud.

El nuevo ministro declaró recientemente que buscará mejorar la relación de los militares con la sociedad, donde aún persisten cuestiones vinculadas a las denuncias de violaciones a los derechos humanos como secuelas de la lucha antisubversiva.

Fernández Huidobro renunció a su banca en el Senado en abril cuando pese a discrepar con el propósito de eliminar una ley de amnistía a los militares, la votó pero abandonó la Cámara alta. La ley no pudo ser eliminada al no obtener los 50 votos necesarios en la Cámara de Diputados.

Aunque la ley de amnistía está vigente prosiguieron procesos a militares retirados, y unos 20 de ellos están bajo proceso y encarcelados, lo que no ha contribuido a una mejor relación sociedad-fuerzas armadas.

Los militares aplastaron en 1972 al movimiento tupamaro, casi una década después que se alzaron en armas contra gobiernos democráticos buscando el poder.

Fernández Huidobro era uno de los principales líderes del "Movimiento de Liberación Nacional-Tupamaros" que hacia fines de los años 80 fueron insertados en el Frente Amplio donde escalaron posiciones políticas hasta ganar la presidencia con Mujica en las elecciones de 2009.