Las autoridades del fútbol argentino proyectan una profunda reestructuración del campeonato nacional, que casi duplicaría la cantidad de clubes participantes y podría allanar el camino para el retorno de River Plate a la primera división el año que viene.

El nuevo campeonato, denominado Federal, comenzaría en la temporada 2012/13 e incluiría 38 equipos --los actuales 20 clubes de primera división más 16 del Nacional B (segunda) y dos de categorías menores--, según un anteproyecto aprobado en la noche del lunes por la dirigencia del balompié y que será tratado el 18 de octubre por la Asamblea General de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA).

Todo indica que ese anteproyecto sería aprobado y, de ser así, River, que acaba de descender, volvería a la máxima categoría a partir de agosto de 2012 si no ocupa los cuatro últimos puestos en el próximo torneo de la segunda división.

El vocero de la AFA Ernesto Cherquis Bialo dijo que el anteproyecto contempla que la temporada 2012/13 el campeonato se inicie con 38 equipos divididos en dos zonas de 19 y a una rueda.

Los primeros de cada zona y los nueve mejores ubicados en la tabla general pelearán por el título y por entrar a las copas.

Gimnasia y Esgrima, Huracán y Quilmes, que descendieron junto con River, también recuperarían la categoría, si es que no entran entre los cuatro últimos.

Para posibilitar el nuevo formato, esta temporada no habría descensos en la máxima categoría pero si los habría en la segunda división. Por ello, River no solo no tiene asegurado su ascenso, sino que podría incluso descender un escalón más (Primera B).

Si el anteproyecto se aprueba, a partir de agosto de 2012 el campeonato sería el más numeroso en la historia del fútbol argentino e incorporaría a clubes que nunca estuvieron en la máxima categoría como Boca Unidos, Deportivo Merlo y Defensa y Justicia, en estos últimos casos siempre y cuando no terminen entre los cuatro últimos del Nacional B que arrancará en agosto próximo.