Argentina, cuarto exportador mundial de trigo, liberó hoy para su envío al exterior 450.000 toneladas excedentes del cereal, informaron los ministros de Economía, Amado Boudou, y de Agricultura, Julián Domínguez.

Los funcionarios precisaron en una rueda de prensa que este volumen liberado para su exportación se suma a las 7,4 millones de toneladas de trigo que ya fueron autorizadas para ser colocadas en otros mercados este año.

Argentina regula las exportaciones de trigo y maíz mediante permisos especiales y cupos, como medida para garantizar el abastecimiento al mercado doméstico.

La medida adoptada hoy se produce luego de que el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Daniel Sioli, reclamara la liberación de las exportaciones del trigo excedente.

También los agricultores han demandado al Gobierno que permita mayores volúmenes de envío, en medio de amenazas de nuevas medidas de protesta.

La campaña 2010-2011 concluyó con una cosecha de 14,7 millones de toneladas de trigo.

A ese volumen se sumaron 1,2 millones de toneladas excedentes de la campaña previa, con lo cual se formó una masa de 15,9 millones de toneladas para abastecer el mercado doméstico, con una demanda de 7,1 millones de toneladas.