El presidente José Mujica recibió el martes a parte del equipo de Uruguay que se coronó por 15ta vez campeón de la Copa América y cuyo técnico Oscar Tabárez sería designado embajador del deporte mundial.

Mujica les entregó a los futbolistas una medalla con la inscripción: "El pueblo uruguayo en homenaje a la obtención de la Copa América 2011".

Uno de los momentos más destacados de la jornada se produjo cuando Tabárez fue distinguido con el premio "Presidencia de la República", que reconoce la labor científica, cultural y deportiva.

Asimismo, se informó que los ministerios de Relaciones Exteriores, Educación y Cultura y Turismo y Deporte le solicitaron al embajador uruguayo ante la Unesco la candidatura del "Maestro" Tabárez como embajador del deporte mundial, lo cual habría sido aceptado.

"Gracias Maestro por la lección que nos ha dado como país. Ojalá sepamos aprovecharla", dijo Mujica. "Gracias por una carrera larga que lleva años sin saber perder", agregó el mandatario.

Tabárez respondió que "es en estos últimos cinco años, a partir del 2006, dónde nos hemos visto más involucrados, más comprometidos, y también más sorprendidos por la historia que estábamos viviendo y por las repercusiones que había tenido en la gente de este país".

"Este es un reconocimiento que jamás pensé recibir, ni en los sueños más optimistas", añadió. "Lo valoro muchísimo y creo que en la medida que pase más el tiempo, le voy a dar mucha más dimensión".

"Lo agradezco muchísimo desde el punto de vista personal, pero lo tomo como representante de un grupo de trabajo muy amplio. Hubo muchísima gente involucrada, con la camiseta puesta. Gracias infinitas y vamos a seguir intentando hacer cosas. El camino continúa", remató.

Varios futbolistas, sin embargo, no estuvieron presentes, como el astro Diego Forlán y el centrocampista Egidio Arévalo Ríos, quienes viajaron a España y México, respectivamente, donde juegan.

Uruguay le ganó el domingo 3-0 a Paraguay para obtener el nuevo lauro.