El enfrentamiento por el tope de deuda en Washington está haciendo ruido en los mercados financieros de nuevo.

Las acciones cayeron el lunes en la Bolsa de Valores de Nueva York después de que los líderes republicanos y demócratas ofrecieron propuestas diferentes para evitar un catastrófico impago de la deuda del gobierno de Estados Unidos.

El promedio industrial Dow Jones cayó 88,36 puntos, o 0,7%, para cerrar a 12.592,80. El Dow estuvo abajo hasta 145 puntos durante el día.

El índice Standard & Poor's 500 perdió 7,59 unidades, o 0,6%, y quedó en 1.337,43. El índice compuesto Nasdaq retrocedió 16,03 puntos, un 0,6%, para quedar en 2.842,80.

Las transacciones bursátiles han variado mucho en julio debido a las preocupaciones sobre los problemas de la deuda en Estados Unidos y Europa. Antes del lunes, el Dow se había alternado entre ganancias y pérdidas durante los nueve días previos. El VIX, una medida de volatilidad en los precios de las acciones estadounidenses, se ha incrementado 16% en julio.

Muchos inversionistas están reacios a comprar acciones debido al estancamiento presupuestal en Washington. El volumen de transacciones, o el número de acciones compradas y vendidas en un día cualquiera, ha caído 22% en julio en la Bolsa de Valores de Nueva York, en comparación con el mismo mes del año pasado.

Los legisladores esperaban alcanzar un acuerdo para incrementar el límite de endeudamiento del país el domingo, pero esas conversaciones se estancaron. El presidente Barack Obama quiere incrementar los ingresos dejando que los recortes fiscales para estadounidenses ricos expiren. Los republicanos han impulsado una propuesta con más recortes en los gastos y han rechazado el incremento de impuestos.

De no alcanzar un acuerdo el 2 de agosto, Estados Unidos no tendría efectivo suficiente para pagar sus deudas. Eso tendría un fuerte impacto en los mercados financieros. Estados Unidos seguramente perdería su calificación crediticia de triple A. Las tasas de interés se incrementarían para millones de consumidores. Y las acciones podrían caer de la misma manera en que lo hicieron en la crisis financiera de 2008, según los analistas.

El precio de los bonos del Tesoro a 10 años cayó 34 centavos por cada 100 dólares invertidos el lunes. Eso impulsó el rendimiento a 3% del 2,96% registrado el viernes por la tarde.

El precio de los bonos a 30 años perdió 1,06 dólares por cada 100 dólares invertidos. Su rendimiento se incrementó a 4,32% del 4,26% del viernes por la tarde.

En Europa, el índice FTSE 100 británico cerró un 0,1% abajo a 5.930,39 puntos, mientras que el francés CAC-40 cayó 0,8% a 3.812,97. El índice alemán DAX cambió la tendencia y cerró 0,3% arriba en 7.344,54 puntos.

En Asia, el Nikkei 225 japonés cerró abajo un 0,8% a 10.050,01 puntos, mientras que el índice Hang Seng de Hong Kong perdió 0,7% para quedar en 22.293,29 puntos.

El índice compuesto de Shanghai cayó 3% hasta 2.688,75 puntos. Fue su mayor pérdida en seis meses luego de que las acciones relacionadas con los ferrocarriles cayeron por el accidente del tren bala en que murieron 38 personas, ya que incrementó las dudas sobre la expansión de la red ferroviaria de alta velocidad.

El petróleo de referencia para envíos en septiembre se cotizó 44 centavos por debajo a 99,43 dólares por barril en transacciones electrónicas en la Bolsa Mercantil de Nueva York.

Alrededor de cuatro acciones bajaron por cada una que subió en la Bolsa de Nueva York. El volumen fue relativamente bajo, con 3.300 millones de títulos.