Neymar y Lucas estarán ausentes cuando la pelota ruede en el mundial juvenil de Colombia. Pero hay una camada de jóvenes estrellas que dirá presente y está ansiosa de dar el salto grande al firmamento del fútbol.

Los argentinos Erik Lamela y Juan Iturbe, los brasileños Philippe Coutinho y Casemiro, los uruguayos Diego Polenta y Adrián Luna, el mexicano Erik Torres, el colombiano James Rodríguez, el francés Gael Kakuta, el portugués Nelson Oliveira y el español Sergio Canales asoman entre los juveniles a descollar.

De entre ellos podría salir el sucesor del Botín de Oro, que en el anterior torneo de Egipto recayó en el ghanés Dominic Adiyiah.

"Estar en este Mundial es muy bonito y ganarlo sería increíble", expresó Canales, quien buscará en Colombia convencer al Real Madrid de que hizo lo correcto al ficharlo a los 18 años.

Meses antes del comienzo del torneo, a disputarse del 29 de julio al 20 de agosto, se descartó la presencia del estelar delantero Neymar y el volante Lucas debido a que su selección brasileña los convocó para la Copa América, en el que la verdeamarela fue eliminada en cuartos de final.

Neymar brilló y reventó las redes en el Sudamericano juvenil de Perú en enero. Lucas no se quedó atrás y metió un triplete en la paliza sobre Uruguay 6-0 que le aseguró el campeonato a los brasileños. Ambos seleccionados también se clasificaron al fútbol de los Juegos Olímpicos de 2012.

Quizás no se encuentre en el Mundial un nombre tan rutilante y que despierte tanto interés como Neymar, o en el pasado reciente como Lionel Messi, Javier Saviola y Sergio Agüero, pero de todos modos habrá talento de sobra.

Si bien Argentina, el máximo copero en estos mundiales con seis títulos, no presenta a otrora juveniles galácticos, trae a chicos como el volante ofensivo Lamela (Roma de Italia) e Iturbe, el llamado "Messi guaraní" (Porto de Portugal).

Después de disputar 36 partidos en el fútbol argentino y tras el descenso de su club River Plate, Lamela fue transferido a sus 19 años a la Roma a cambio de 12 millones de euros (17,29 millones de dólares).

La historia de Iturbe fascina por lo futbolístico y por sus sentimientos entremezclados hacia Paraguay, el país de sus padres, y Argentina, donde nació y optó por hacer su carrera con el plantel albiceleste.

De físico menudo como Messi, Iturbe llegó como reserva al Sudamericano de Perú y resultó decisivo en triunfos que ayudaron a la albiceleste amarrar el boleto a Colombia, aunque no así a las olimpiadas.

Iturbe, quien llegó a jugar un amistoso con la camiseta de Paraguay, metió tres goles, uno de ellos para derrotar a Brasil.

No hay que perderle la vista al ariete Facundo Ferreyra, quien comenzó en la banca y terminó como el mayor artillero argentino en Perú, con cuatro dianas.

Todas estas promesas argentinas sueñan con seguir los pasos de Agüero, Messi y Saviola, quienes fueron los botines de oro en los mundiales juveniles de 2007, 2005 y 2001, respectivamente, ganados por Argentina.

Al fin y al cabo, si se da una mirada a los jugadores más sobresalientes en la historia de estos torneos, los argentinos y brasileños dominan claramente.

Ausentes sus dos máximos exponentes juveniles de la actualidad, Brasil espera que se destaquen sus volantes Coutinho, del Inter de Milán (único integrante de esta verdeamarela que juega en un club extranjero), Oscar, campeón de la Copa Libertadores del 2010 con el Inter de Porto Alegre, Casemiro y el delantero Willian, ambos del Sao Paolo.

Después de Neymar (9 goles) y Lucas (4), Casemiro y Willian aportaron cada uno tres tantos en el Sudamericano.

No sólo del mediocampo hacia adelante asoman potenciales animadores.

Polenta (Genoa) y Leandro Cabrera (Recreativo Huelva) lideran una zaga dura de penetrar en Uruguay, mientras que su delantero Luna se destacó en el Sudamericano con sus tres goles con soberbios tiros libres.

México tiene en Erik Torres, delantero de Chivas, a su mejor pieza. El atacante viene de marcar seis goles en su primer torneo como titular del Rebaño Sagrado.

Colombia espera festejar al ritmo del volante James Rodríguez, quien es compañero en el Porto portugués de Radamel Falcao y Freddy Guarín, dos titulares en la selección mayor.

"Sueño levantando la Copa", destacó Rodríguez, quien despertó interés en el Mundial Sub17 de Corea del Sur 2007. Tras jugar en el torneo de ascenso con Envigado pasó al Banfield argentino y de allí al Porto antes de terminar la temporada del 2010.

Costa Rica trajo a Joel Campbell, quien enloqueció a la zaga boliviana en la única victoria "tica" en la Copa América.

De los equipos europeos, hay que seguir los pasos en Francia al delantero Gael Kakuta, una de las joyas del Chelsea de Inglaterra; en Portugal al atacante Nelson Oliveira, con toda una carrera a nivel de selecciones menores en su país, un caso similar al del mediocampista Dean Parret en la selección inglesa.

En el caso de España, la mayoría de sus jóvenes estrellas no está en Colombia. Muchos de ellos disputaron el torneo europeo Sub21 en junio, que ganó España y le dio una plaza al fútbol olímpico.

Pero ojo con Canales. El volante no ha gozado de la confianza de José Mourinho en su primera temporada en el Real Madrid, pero espera realizar un buen Mundial, recuperar el juego y los goles que lo convirtieron en una de las sensaciones del fútbol español.