Sindicatos y organizaciones civiles de República Dominicana criticaron al presidente Leonel Fernández por justificar un paquete de medidas fiscales implementado a solicitud del Fondo Monetario Internacional (FMI) y anunciaron para el miércoles una nueva protesta.

Los representantes de gremios de choferes, trabajadores agrícolas y juntas de vecinos afirmaron que Fernández no respondió en una alocución la noche del domingo a los reclamos que originaron una protesta que paralizó el 11 de julio durante 24 horas el comercio en el país.

Ramón Ramírez, vocero de la Junta Popular de Acción Comunitaria (Juntapo), consideró en conferencia de prensa que Fernández solo justificó la situación económica del país con base en la crisis financiera internacional y en decisiones del gobierno del ex presidente Hipólito Mejía (2000-2004).

Fernández, que se encuentra en su tercer mandato y el segundo consecutivo, "olvidó que tiene casi 12 años (en el gobierno) y que sus desaciertos han llevado al país a la bancarrota de los sectores productivos y a la miseria de las masas populares".

Ramón Pérez Figuereo, líder de la Central Nacional de Transportistas Unificados (CNTU), consideró que el gobernante no ofreció ninguna alternativa para mitigar los incrementos de precios en los combustibles, que en lo que va del año subieron 36%.

Los gremios de choferes y organizaciones civiles anunciaron protestas y una marcha masiva el próximo miércoles en contra del paquete fiscal, la inflación que hasta junio se ubicaba en 5,85%, y en demanda de programas para detener el alza de precios de los carburantes.

En protesta por el paquete tributario, aprobado en junio, los sindicatos y grupos civiles realizaron el 11 de julio manifestaciones y un paro de labores que dejó al menos tres muertos durante enfrentamientos con policías.

Fernández explicó la noche del domingo en un discurso que las medidas económicas fueron tomadas como parte del acuerdo stand-by con el FMI para reducir el déficit presupuestario y mitigar los efectos de la crisis financiera global.

El paquete fiscal incluye aumento del 25% al 29% del impuesto sobre la renta a personas jurídicas y gravámenes a la industria de apuestas y a los activos financieros de la banca.

El gobierno también ha incrementado desde noviembre en 19,8% las tarifas del servicio eléctrico y se comprometió a reducir el gasto en 12% como parte del acuerdo con el FMI, cuya última revisión fue aprobada la semana pasada.

Fernández, cuyo tercer gobierno concluye el 16 de agosto de 2012, destacó que, pese a la crisis, la economía dominicana creció 3,5% y 7,8% en los últimos dos años, muy por encima del promedio latinoamericano.

Explicó que gran parte del déficit fiscal y presupuestario que afronta su país es consecuencia de decisiones asumidas por el ex presidente Mejía durante la crisis bancaria que afectó al país en 2003.

Fernández "parece que no vive en este país", respondió Mejía, del opositor Partido Revolucionario Dominicana (PRD) y quien aspira a volver a la presidencia en el 2012.

De acuerdo con Mejía, Fernández "dio cifras que nadie entiende; es un tipo al que hay que calificarlo de mentiroso".

En el discurso Fernández promovió la candidatura de Danilo Medina, del gobernante Partido de la Liberación Dominicana.

Mejía y Medina se enfrentarán en las urnas el 20 de mayo de 2012.