Ford y el Grupo Chrysler dan a conocer mañana los resultados financieros del segundo trimestre del año y los principales analistas preven que los dos fabricantes estadounidenses anuncien beneficios como en el primer trimestre.

Los expertos señalaron que Ford puede reportar unos beneficios de unos 2.400 millones de dólares. Mientras, por primera vez, Chrysler dará a conocer sus resultados del segundo trimestre a la vez que Fiat, la empresa italiana que ahora controla al fabricante estadounidense.

En los tres primeros meses de 2011, Ford ganó 2.551 millones de dólares, un 22,3 % más que en el mismo periodo de 2010. Por su parte, el Grupo Chrysler tuvo 116 millones de dólares de beneficios.

Durante el segundo trimestre del año las ventas de automóviles en Estados Unidos resultaron afectadas por los elevados precios de la gasolina y la inconsistencia de la recuperación de la economía estadounidense.

General Motors (GM) tiene previsto dar a conocer los resultados financieros del segundo trimestre el próximo 4 de agosto.

Los resultados financieros del segundo trimestre del año también influirán en las negociaciones para la firma de un nuevo convenio colectivo entre el sindicato mayoritario del sector, United Auto Workers (UAW), y los Tres Grandes de Detroit, General Motors, Ford y el Grupo Chrysler.

UAW inició hoy las negociaciones con Chrysler. Como es tradicional, el resultado servirá como base para las negociaciones con los otros dos fabricantes de automóviles.

Tras más de dos años de concesiones por parte de los trabajadores, ante las dificultades que han atravesado los Tres Grandes, se espera que UAW acuda a la mesa de negociaciones con demandas de una mayor cuota de beneficios para los empleados ahora que el sector ha vuelto a disfrutar de beneficios.

En 2010, Ford ganó 6.561 millones de dólares y General Motors, 4.688 millones.

Por su parte, el Grupo Chrysler perdió 652 millones de dólares pero anticipa unos 500 millones de dólares de beneficios para 2011 gracias a la buena marcha de sus ventas.

En los primeros seis meses de 2011, las ventas de Chrysler en Estados Unidos han aumentado un 21,4 %, por encima del 12,8 % de la subida de las ventas en todo el sector.