Un trabajador de hospital en el occidente de Libia dijo el lunes que fuerzas de la OTAN bombardearon una clínica y mataron a siete personas, incluyendo tres médicos.

Colaboradores del gobierno libio llevaron a periodistas el lunes a lo que dijeron era el hospital destruido en la ciudad de Zlitan, unas dos horas al este de Trípoli. Los reporteros fueron llevados además a varios almacenes de alimentos que el gobierno dice fueron dañados y que aún estaban ardiendo.

El chofer de ambulancia Osama Mahmud dijo que había médicos entre los muertos en el hospital de Zlitan.

"No hay instalaciones militares en esta área", le dijo Mahmud a The Associated Press.

En la escena del hospital destruido se veían máquinas de rayos X, suministros médicos y camillas entre los escombros. Cuatro topadoras despejaban el lugar.

Residentes dijeron que aviones de la Organización del Tratado del Atlántico Norte bombardearon los edificios el lunes por la mañana. Un portavoz de la alianza en Nápoles dijo que ésta no ofrecerá información sobre los bombardeos antes del martes.

El domingo por la mañana, aviones británicos bombardearon un edificio de inteligencia en Trípoli usado por las fuerzas del líder Moamar Gadafi, dijo el lunes una declaración del ministerio de Defensa británico.

"En las primeras horas del domingo, aviones Tornado y Typhoon de la Real Fuerza Aérea (RAF, por sus siglas en inglés) realizaron un ataque de precisión contra la Organización Central de Investigaciones Electrónicas", dijo en la declaración el general de división Nick Pope.

"Aparentemente una academia de ingeniería, en realidad la COER ha sido desde hace tiempo una fachada para las viles actividades del régimen".

De acuerdo con Pope, los aviones de la RAF bombardearon además el domingo dos sitios cerca de Zlitan usados por las fuerzas del gobierno para concentrar tanques y artillería.

"Más tarde ese día, una patrulla de reconocimiento ubicó y destruyó un tanque del régimen cerca de Gharyan, en las afueras de Djebel Nafousa, al sur de Trípoli", dijo la declaración.

Bajo mandato de la ONU, aviones de la OTAN han estado lanzando ataques contra instalaciones militares del gobierno.