El costo de varios medicamentos que sólo se venden con prescripción médica y que son usados a diario por millones de personas están a punto de abaratarse cuando comiencen a expirar sus patentes y el público pueda adquirirlos en su forma genérica.

Dentro de los próximos 14 meses se podrán obtener las versiones genéricas de siete de los 20 medicamentos más vendidos en todo el mundo, entre ellos, Lipitor, para reducir el colesterol, y Plavix, para adelgazar la sangre.

La magnitud de esta ola de expiración de patentes de medicamentos no tiene precedente. A partir de la fecha hasta el 2016, los fármacos más usados con una venta anual de 255.000 millones de dólares a nivel mundial dejarán de fabricarse con patente, afirma EvaluatePharma Ltd., una empresa investigadora londinense. La competencia genérica diezmará las ventas de medicamentos de marca y reducirá los precios al público y para las empresas que proveen beneficios de salud.

Los principales medicamentos que serán vendidos en versión genérica a partir de septiembre del 2012 son usados por millones de personas a diario.

Tan sólo Lipitor es consumido por 4,3 millones de estadounidenses y Plavix por 1,4 millones. Las versiones genéricas de otros medicamentos usados para combatir la presión alta, el asma, la diabetes, la depresión, los altos triglicéridos, el VIH y los desórdenes bipolares también serán accesibles para entonces.

El flujo de medicamentos genéricos continuará más o menos durante la próxima década, cuando unos 120 medicamentos dejen de tener exclusividad comercial, destacó la firma encargada de beneficios de medicamentos, Medco Health Solutions Inc.

"Calculo que por lo menos un 15% de la población actualmente consume uno de los medicamentos cuyas patentes expirarán en el 2011 o en el 2012", destacó Joel Owerbach, director de farmacia de la empresa aseguradora de salud Excellus Blue Cross Blue Shield, que cubre a gran parte del estado de Nueva York.

Esos pacientes, conjuntamente con las empresas y los contribuyentes que ayudan a pagar por los medicamentos vendidos con receta a través de planes de salud de empresas privadas y del gobierno, se ahorrarán una pequeña fortuna. La razón es que, por lo general, los medicamentos genéricos cuestan entre 20% y 80% menos que los de marca.

Los médicos esperan que el declive de los precios reduzca considerablemente el número de personas que ponen en peligro su salud porque no cuentan con los medios suficientes para comprar los medicamentos que necesitan.

Inclusive hay personas que cuentan con seguros de salud privados o públicos (Medicare) que no compran todas sus recetas de medicamentos, según estudios, en particular aquéllas para combatir el cáncer por el costo que muchas veces es de cientos de dólares o más.

Los nuevos precios de genéricos también reducirán el pago suplementario de los asegurados. Mientras que para quienes no cuentan con seguro médico, que han tenido que pagar los precios completos, los ahorros serán mucho mayores.

Daly Powers, un universitario de 25 años, que no tiene seguro médico y que trabaja en dos empleos a medio tiempo con bajos salarios, relata que a menudo no puede comprar su medicamento Lexapro, contra la depresión y problemas de atención, que le cuesta 220 dólares mensuales.

Los nuevos precios "serán una gran diferencia en este mundo", comentó Powers, que vive en Bryan, Texas.

Las drogas genéricas son fabricadas con la misma sustancia química que los medicamentos originales de marca y producen los mismos resultados para casi todos los pacientes.

Cuando una droga pierde su patente, por lo general se pone a la venta una sola versión genérica en los primeros seis meses, por lo cual los precios descienden ligeramente. Pero entonces otros fabricantes genéricos entran en competencia y los precios bajan considerablemente.

___

Medicamentos con patentes hasta el 2015: http://www.medcohealth.com/art/corporate/anticipatedfirsttime_generics.pdf

Lista comparativa de precios de fármacos de marca y genéricos: https://www.flrx.com/calculator/generic/advanced_calculator.html