Robert Ettinger, pionero del movimiento de tecnología criogenética que está a favor de congelar a los muertos con la esperanza de que la medicina pueda curarlos después para que sigan viviendo, murió. Tenía 92 años de edad.

El Instituto de Criogenia en Clinton Township, suburbio de Detroit, dijo que Ettinger murió el sábado y fue puntualmente congelado. Su hijo David Ettinger dijo que su padre ya tenía un tiempo con problemas de salud.

Ettinger propuso por primera vez en un libro de 1964 almacenar cadáveres a bajas temperaturas para esperar que en el futuro los revivieran. Luego siguió promoviendo la idea durante décadas por escrito y en apariciones públicas.

Fundó el Instituto de Criogenia en 1976. El es la 106ta persona cuyo cuerpo quedó almacenado en el instituto a 196 Celsius bajo cero (321 Fahrenheit bajo cero) en nitrógeno líquido.

David Ettinger dijo que su padre era un "profeta reacio" a quien no le molestaba que la gente ridiculizara sus ideas.