El presidente paraguayo Fernando Lugo no asistió el lunes al palacio de Gobierno debido a un cuadro gripal, según informó Augusto Dos Santos, ministro de Comunicación Social.

"El Presidente canceló sus compromisos oficiales para reposar por recomendación médica y para no contagiar la enfermedad a otras personas", aclaró el funcionario.

El mandatario, de 60 años, fue inspeccionado en la residencia oficial por el médico Jorge Querey. El tratamiento que recibe es de cuidados generales, analgésicos, antifebriles y reposo domiciliario.

Rubén Penayo, jefe de prensa del palacio de gobierno, dijo a la AP que "la gripe del Presidente no tiene nada que ver con el cáncer linfático. La gripe es común y corriente".

Lugo sufre de erisipela (infección de hipodermis) en una de las piernas y de cáncer linfático estacionado, en el tórax, ingle y tercer vértebra lumbar.