El equipo de natación de Israel dijo sentirse decepcionado luego que un competidor iraní se retiró de una prueba eliminatoria el domingo al no querer enfrentar a uno de sus miembros en el Mundial de Natación.

El nadador iraní Mohammed Alirezaei no participó en la eliminatoria de 100 metros estilo pecho en la que competiría el israelí Gal Nevo.

"Desafortunadamente, esto ocurre con frecuencia — es una locura", dijo a The Associated Press el lunes Yitzhak Kramer, quien está al frente de la delegación de Israel. "Esta competencia es deportiva, no política, y uno necesita separar una de la otra. Se supone que eso es lo bueno del deporte".

El equipo iraní no estuvo disponible para hacer comentarios sobre el incidente y la Federación Internacional de Natación (FINA) no estaba enterada de lo sucedido.

"Primero tenemos que comprender la situación", dijo el director ejecutivo de FINA, Cornel Marculescu. "Si eso es lo que ocurrió entonces no tiene caso que vengan al campeonato mundial. No necesitamos la política en nuestro deporte".

La delegación israelí dijo que no buscarán sanciones de ningún tipo.

"Nosotros no pediremos nada. Si alguien desea comportarse de manera infantil no nos importa", dijo Kramer.

Alirezaei ya se había retirado de un evento previo en el que enfrentaría a otro israelí, Tom Beeri, en la eliminatoria de 100 metros estilo pecho de los Juegos Olímpicos de Beijing 2008, sin embargo, el Comité Olímpico Internacional (COI) aceptó en ese momento la justificación de que se encontraba enfermo.