Un ataque iraní con fuego de artillería cerca a la frontera con Irak dejó dos iraquíes muertos y tres heridos, informaron funcionarios de la región semiautónoma curda de Irak.

Ahmed Qadir, el alcalde de la población de Sidkan, cercano a la frontera, afirmó el lunes que el cañoneo durante la noche azotó a su población durante cuatro horas. Sidkan se ubica en la provincia de Irbil, a unos 20 kilómetros (12 millas) de la frontera entre Irán e Irak.

El alcalde indicó que los dos muertos y tres heridos eran curdos iraquíes que vivían en Sidkan.

El capitán de la Guardia Fronteriza Curda Ahmed Saleh confirmó las víctimas.

Funcionarios militares iraquíes han amenazado en varias ocasiones con atacar las bases del grupo rebelde curdo iraní, llamado el Partido para la Vida Libre de Curdistán, el cual se ha refugiado en la vecina Irak.