El impacto de la crisis de la deuda griega en el comercio con China es limitado, pero las empresas extranjeras y chinas podrán buscar oportunidades en las reformas estructurales y privatizaciones que llevará a cabo el país europeo, dijo el embajador chino en Atenas, Luo Linquan, a la agencia oficial Xinhua.

Según el diplomático chino, el sector griego de infraestructuras, incluido transporte, energías renovables y abastecimiento de energía y agua, serán reestructurados y llevará a encontrar buenas oportunidades de negocio.

Al decir que la crisis expuso los problemas estructurales en la economía griega afirmó que "es imprescindible que el país lleve a cabo reformas e impulse la privatización".

Pekín se felicitó por el segundo rescate a Grecia en un comunicado del gobernador del Banco Popular de China (central), Zhou Xiaochuan, en el que expresó su convencimiento de que ayudará a resolver los problemas.

Zhou destacó que China "siempre ha confiado en el euro y continuará jugando un papel activo y estable en el mercado financiero internacional", fortaleciendo su cooperación con la UE y el Banco Central Europeo (BCE), pues el mercado financiero europeo "fue, es y será uno de los principales mercados de inversión de China".

En julio de 2010, China firmó un contrato de 3.300 millones de euros para alquilar el muelle 2 del puerto ateniense de El Pireo durante 35 años, en lo que prensa europea vio el camino a la entrada de mercancías chinas en la UE bajo etiqueta europea.

Por el acuerdo, el gigante estatal naviero chino Cosco invertirá 564 millones de euros para modernizar las instalaciones, construir un nuevo muelle 3 y triplicar el volumen de carga de contenedores, limitado actualmente a 5.000 diarios.

Según dijo entonces Wei Jiafu, director general de Cosco, "El Pireo puede ser el primer puerto de contenedores del Mediterráneo".

"En China decimos: 'si construyes el nido del águila, el águila vendrá'. Construimos este nido en Grecia para atraer las águilas chinas. Es nuestra aportación", concluyó Wei.