La ONU alertó hoy de que necesita acceso inmediato a la región sudanesa de Kordofán del Sur para reponer las provisiones "cada vez más menguantes" de ayuda humanitaria y evitar así "graves consecuencias" entre la población de esa disputada zona, escenario de continuos enfrentamientos.

Así lo explicó la subsecretaria general de la ONU para Asuntos Humanitarios, Valerie Amos, quien responsabilizó de la situación al control que ejerce en la región el Movimiento Popular para la Liberación de Sudán/Sector Norte (MPLSN), según un comunicado de prensa del organismo multilateral.

"Si no se nos permite el acceso para reponer la ayuda humanitaria, las consecuencias para los civiles afectados por los enfrentamientos serán graves. Los niños, las personas mayores y las madres corren riesgo de pasar hambre y contraer enfermedades", señaló Amos.

La responsable de la Oficina para la Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU (OCHA) pidió a las partes enfrentadas en este conflicto sudanés que permitan sin dilación el acceso de ayuda humanitaria en Kordofán del Sur y el traslado de ésta a las zonas afectadas.

"Si se sigue negando el acceso, las agencias humanitarias no serán capaces de obtener las provisiones de que aún disponen ni de evaluar cuáles son las necesidades de los civiles más afectados", dijo Amos, quien detalló que las agencias presentes antes de que estallara el conflicto han distribuido alimentos y medicinas a más de 70.000 personas en esa zona disputada entre norte y sur.

"Sin embargo, me preocupa cómo sobrevivirá la población cuando las raciones de comida que han recibido se acaben", indicó Amos, quien detalló que el conflicto ha impedido a los habitantes de Kordofán del Sur hacer la siembra y que su subsistencia depende por ello de las agencias humanitarias.

La lucha entre el Ejército sudanés y los antiguos combatientes del MPLSN en Kordofan del Sur comenzó el 5 de junio pasado y ambos bandos firmaron en Etiopía un acuerdo de alto el fuego, pero el presidente sudanés, Omar Hasan al Bachir, lo rechazó y ordenó a sus tropas proseguir la lucha para expulsar a los rebeldes.

Kordofán del Sur tiene riquezas petroleras, por lo que Sudán y el recientemente creado Sudán del Sur se disputan su control.