El banco holandés ING anunció hoy la venta de sus filiales latinoamericanas de seguros, pensiones e inversiones al fondo de inversiones colombiano Grupo de Inversiones Suramericano (Gruposura) por un valor de cerca de 2.680 millones de euros (3.854 millones de dólares).

Esto es casi el doble del valor conjunto de las filiales en los libros, que es de 1.490 millones de euros (2.142,6 millones de dólares), y dieciséis veces mayor que sus ingresos estimados en el ejercicio 2011, según un comunicado de ING.

Gruposura asumirá, además, las deudas por valor de 65 millones de euros (93,5 millones de dólares) que acumulan todas las empresas subsidiarias de la compañía holandesa que entran en la operación.

Con esta venta, ING espera obtener unos ingresos netos de 1.000 millones de euros, a los que hay que sumar los beneficios de este año.

La operación incluye los negocios de pensiones obligatorias de Chile, Colombia, México y Uruguay y el 80 % de las acciones de la peruana AFP Intefra.

También entrarán en la compraventa las filiales de seguros de vida de Chile y Perú, incluyendo el 33,7 % de ING en InVita Seguros de Vida, también en Perú, así como varias empresas de inversiones a pequeña escala en estos cinco países.

Estos negocios emplean a unas 7.000 personas y combinan más de 10 millones de clientes, con activos por un valor total de 49.000 millones de euros (70.476 millones de dólares).

El año pasado ingresaron 670 millones de euros (963,5 millones de dólares) y obtuvieron unos beneficios netos de 192 millones de euros (276,1 millones de dólares).

La operación no incluye la participación del 36 % en la aseguradora brasileña Sul America, que seguirá en manos de ING.

Gruposura se convertirá así en una de las mayores empresas latinoamericanas de inversiones y ahorros, con unos activos por valor de unos 120.000 millones de dólares y 25 millones de clientes en ocho países.