Steve Carell no sufre síndrome de abstinencia por dejar a Michael Scott... al menos por el momento.

"No me encierro en casa para recordar los chistes con ganas de volver a hacerlos por última vez", dijo el actor entre risas. "Pero han pasado pocos meses y no he tenido tiempo. Es demasiado reciente".

La despedida de Carell de la popular comedia "The Office", que incluyó una nominación al Emmy, sigue estando fresca en el recuerdo de muchos espectadores. La reacción emotiva a su partida luego de siete temporadas también sorprendió al actor. Dijo que se sentía halagado, pero con su habitual modestia añadió que "es un actor que se va de un programa, nada más".

Ahora dedica más tiempo a su esposa Nancy Ellen Walls, ex actriz de "Saturday Night Live", y sus hijos, y a ampliar una carrera cinematográfica a la que antes se dedicaba en el tiempo que le permitía el rodaje de la comedia de la NBC, transmitida en América Latina principalmente por canales de cable.

El primer trabajo post-"Office" de Carell es "Crazy Stupid Love", una comedia romántica estelarizada y producida por él.

"Es una especie de nueva etapa", dijo Carell en una entrevista reciente. "Veremos cómo va. Apenas comienza. Este es el primer día de la nueva etapa, y hasta ahora, vamos bien".

"Crazy Stupid Love" es la clase de película que él quiere hacer, con su combinación de comedia y drama centrada en personajes realistas.

Carell hace el papel de un padre suburbano cuya esposa (Julianne Moore) le es infiel. Se separan y él se vuelve un mujeriego con ayuda de un consumado seductor (Ryan Gosling). El filme también contiene historias de amor en distintas generaciones (Emma Stone es la pareja de Gosling).

Después de papeles memorables en "Bruce Almighty" (Todopoderoso) y "Anchorman: The Legend of Ron Burgundy" (El reportero), la carrera de Carell en cine despegó con "The 40-Year-Old Virgin" (Virgen a los 40), de la cual fue autor del guión con Judd Apatow.

Ha oscilado entre grandes éxitos como "Get Smart"*(El superagente 86), fracasos de taquilla como "Evan Almighty" (Regreso del todopoderoso) y comedias absurdas como "Dinner for Schmucks" (Una cena para tontos). Pero también ha demostrado una respetable tendencia a la comedia adulta en películas como "Little Miss Sunshine" (La pequeña Miss Sunshine).