Las empresas latinoamericanas de tecnología apuestan en el potencial del mercado de la región confiadas en la identidad cultural y lingüística que tienen frente a los demás competidores mundiales, informaron hoy fuentes del sector.

"La TI (tecnología de la información) en Latinoamérica apuesta por el concepto de servicios 'cerca de casa', con una interrelación y una afinidad cultural para explotar el propio mercado", señaló a Efe el presidente del grupo Assa, Roberto Wagmaister.

El representante del grupo de origen argentino apuntó que además de conquistar el propio mercado, las empresas latinoamericanas de TI pueden ser también "grandes jugadores" en el escenario mundial.

"El 70 por ciento del personal que trabaja en nuestras empresas latinoamericanas domina el inglés y posee una cultura flexible, sin vínculos políticos o religiosos que interfieran en la globalización. Por eso la diferencia es gigantesca frente a otros competidores", subrayó.

Para Wagmaister, responsable por uno de los grupos líderes en soluciones de consultoría y "outsourcing" (subcontratación) en América Latina, las grandes multinacionales que operan en la región están "optando" por las empresas locales para sus servicios de TI.

"Entre los emergentes, el campeón en la primera ola de la informática fue India, que es líder en programación e infraestructura masiva, pero Latinoamérica avanza en los segmentos de mantenimiento y desarrollo. No hay en Latinoamérica todavía la cantidad suficiente, pero la calidad es grande", resaltó.

En materia de avances en el área, según Wagmaister, Uruguay, Chile y Colombia se "acercan" a Brasil, México y Argentina, con actuaciones importantes en los sectores de minería, energía, química, salud, servicios financieros y del poder público.

No obstante, el ejecutivo advirtió que "la TI no es un departamento de una empresa, es un negocio, y para la internacionalización de las empresas latinoamericanas es necesario adaptar la legislación de trabajo a la globalización y no correr así el riesgo de perder competitividad".

La expansión de las empresas latinoamericanas obedece a una "convergencia de factores", como la devaluación del dólar, el crecimiento de las economías de la región y su participación global, destacó Marco De Mello, presidente del grupo brasileño Xangó, dedicado a las soluciones de seguridad en internet.

De Mello consideró que con una "mayor disponibilidad de capital de riesgo" y el retorno de personal que se capacitó y trabajó en las grandes empresas de TI del mundo, Latinoamérica está en condiciones de "atender su propio mercado".

"Hay un avance tecnológico en las empresas con menos tiempo y personas, una reducción hasta el 10 por ciento de lo que era antes. Es la hora de América Latina, con un mercado de 200 millones de internautas", señaló el ingeniero, quien fue uno de los responsables del equipo de seguridad para el servicio Hotmail de Microsoft.