El delantero chileno Alexis Sánchez (Tocopilla, 1988), el primer fichaje del Barcelona con vistas a la próxima temporada, ha asegurado que ha firmado por el club catalán porque quiere aprender de Leo Messi y de Xavi Hernández, "los mejores, los que más saben".

El carácter del chileno ha quedado demostrado en su primera intervención ante los medios. Tímido, con poca facilidad de expresión y agobiado ante el escenario. Cuando se le invitó a definirse, apenas trece palabras: "No soy de muchas palabras. Estoy contento de estar aquí en el Barcelona".

Agasajado por varios centenares de chilenos que esperaban a las puertas de las oficinas del club, Alexis ha firmado un contrato para las cinco próximas temporadas y tendrá una cláusula de rescisión de cien millones de euros.

El vicepresidente deportivo Josep Maria Bartomeu ha desglosado la operación, en la que no se han producido comisiones debido a la ausencia de intermediarios.

El montante alcanza los 26 millones de euros fijos más una cantidad variable de 11,5 millones en función de los partidos que el chileno juegue, de los títulos que consiga y de la clasificación del Barça para los octavos de final de la Liga de Campeones.

"El acuerdo recoge que invitaremos este año al Udinese al trofeo Joan Gamper y en los próximos tres años jugaremos un encuentro amistoso con ellos y repartiremos los beneficios", ha detallado Bartomeu.

Alexis Sánchez ha reconocido estar viviendo "una película" desde que llegó anoche a Barcelona. "La titularía la historia sin fin, que no se acabe nunca", ha dicho.

Dice que viene al Barça para aprender de los mejores. "Estoy aquí para aprender de Leo, de Xavi, de todos, de los que más saben", ha insistido el delantero azulgrana, quien asegura que quiere "continuar jugando como hasta ahora" y sobre todo "ganar títulos".

"Todos los equipos del mundo quieren ganar, pero sobre todo al Barcelona", ha dicho Alexis, quien no sabe cuando volverá de vacaciones, puesto que tiene pendiente para esta tarde una reunión con el entrenador, Pep Guardiola.

El chileno ha desvelado que en medio de la negociación resultó "muy importante" que Guardiola le llamara por teléfono. "Me dio confianza", ha comentado Alexis Sánchez, quien ha repetido que ha aceptado la oferta del Barça porque su padre y su familia siempre quisieron que jugara aquí.

"Para mí lo más importante son los títulos y para eso vine. Cuando tenga mis hijos y mi esposa querré explicarles mi historia y los títulos que he ganado", ha indicado el chileno, quien vive en una nube: "No siento si estoy aquí o no".

Alexis Sánchez ha reiterado que se siente parte del "mejor equipo del mundo" y ha resumido su filosofía vital: "Cuando un jugador le va mal en la vida y aprende a levantarse, se hace más fuerte. Me gustan los retos, como persona y como futbolista".

Su ídolo de infancia es 'El fenómeno' Ronaldo, el delantero brasileño que triunfó en el Barça y en el Real Madrid. "Fue único", ha opinado Alexis, quien también ha alabado a Iván Zamorano, exjugador del Sevilla y del Real Madrid: "A Zamorano lo tengo como ídolo y como persona".

Ha admitido que resultará "difícil" que pueda jugar en el equipo titular de Pep Guardiola. "Lo importante es que me integre bien en el grupo", ha dicho el chileno.

Orgulloso de que tanto Leo Messi como Dani Alves hayan 'bendecido' su fichaje por el Barça, Alexis Sánchez se ha mostrado ambicioso en lo personal y en lo colectivo y ya espera los primeros retos.

"No me conformo nunca con lo conseguido. ¿Qué cómo me espero que sea el primer partido ante el Real Madrid? Todavía no lo he pensado, solo pienso en ganarlo. Yo juego todos los partidos para ganarlos", ha dicho.

Y ante la ausencia de noticias sobre Cesc Fàbregas, Alexis Sánchez ha admitido que le gustaría jugar al lado del centrocampista de los 'gunners'. Seguramente ha querido solidarizarse con Fàbregas y le ha venido a la cabeza las duras negociaciones vividas en la distancia: "Estaba ansioso para que se terminara todo. El culebrón era largo". Más largo aún está siendo el 'serial Cesc'.