Tres soldados murieron el domingo cuando un helicóptero militar se desplomó cerca de la boscosa frontera de Tailandia con Mianmar, dijeron las autoridades.

El accidente es el tercero de su tipo en apenas una semana y aumentó a 17 la cifra de muertos en los tres accidentes.

El coronel Thanathit Sawang, vocero del Ministerio de Defensa, informó a The Associated Press que el helicóptero Bell 212 cayó durante una misión para recuperar los cadáveres de las víctimas del accidente aéreo ocurrido el martes.

Las condiciones climáticas eran normales en ese momento y hay indicios iniciales de que falló un instrumento en la cola del helicóptero que controlaba el movimiento, dijo el portavoz.

Dos pilotos militares y dos mecánicos iban a bordo, y uno sobrevivió, agregó Thanathit.

Las televisoras tailandesas transmitieron imágenes del helicóptero en llamas y reportaron que los pobladores trasladaron a los sobrevivientes a un hospital en el distrito de Kaeng Krachan, donde se ubica un parque nacional.

Otros dos helicópteros militares se estrellaron por el mal clima en la misma zona en la última semana.

En el primero de los accidentes, un helicóptero Huey se desplomó el 16 de julio y mató a cinco soldados. Luego, el 19 de julio, un Black Hawk que iba a recuperar cadáveres se accidentó en la misma área y mató a ocho militares y un camarógrafo de televisión.