El estadounidense Michael Phelps ganó su primera medalla en los Mundiales de Shanghái, una de bronce, al ser tercero con su equipo en la prueba de 4x100 metros libre, por detrás de Australia, oro, y Francia, plata.

Phelps nadó la primera posta del relevo. Su equipo estuvo formado por él, Garreth Weber-Gale, Jason Lezak y Adrian Nathan.

Los Estados Unidos defendían su título mundial logrado en Roma hace dos años por delante de Francia, Rusia y Brasil. El resultado de hoy supuso una pequeña venganza de los galos, puesto que venían de ser segundos tras los americanos en las dos últimas grandes finales, la de los Juegos Olímpicos de Pekín, donde Lezak le quitó a Alain Bernard el oro en las últimas brazadas, y los mundiales de la capital italiana.

Los nuevos campeones del mundo presentaron un cuarteto compuesto por James Magnussen, Matthew Targett, Matthew Abood y Eamon Sullivan, que paró el crono en 3:11.00 para batir a los franceses, plata con 3:11.14, y los estadounidenses, con 3:11.96.

El cuarto relevista galo, Fabien Gilot, fue fundamental en la remontada de su equipo al rebasar en los últimos metros al americano Adrian. Gilot hizo 47.22 por 47.40 de Adrian, que había recibido la posta de Lezak en segunda posición.

Los relevistas franceses anteriores a Gilot fueron Alain Bernard, Jeremy Stravius y William Meynard.

Por su parte, Phelps fue el segundo más rápido en el primer 100 con 48.08, solo superado por el australiano Magnussen con 47.49.

El equipo italiano, con Luca Dotto, Marco Orsi, Michele Santucci y Filippo Magnini, se clasificó en la cuarta posición con 3:12.39.