El Gobierno israelí aprobó hoy la construcción en Timna, en la punta sur del país, de un segundo aeropuerto internacional, que complemente al único de este tipo hasta ahora, Ben Gurión, situado cerca de Tel Aviv.

La Autoridad de Aeropuertos de Israel gestionará y financiará la construcción del aeropuerto y lo operará.

El coste del proyecto de construcción se estima en aproximadamente 1,6 millones de shekels (330.000 euros o 470.000 dólares), según apunta un comunicado difundido tras la reunión semanal del Consejo de Ministros.

Aunque será un aeropuerto internacional, se calcula que los vuelos internos supondrán el 90 por ciento de su millón y medio de usuarios.

Se espera concluir su construcción tres años después de que comiencen las obras.

Timna reemplazará al pequeño aeródromo de la turística ciudad costera de Eilat, en el punto más al sur de Israel, mientras que el cercano aeropuerto de Ovda abandonará su uso civil.

Al inicio de la reunión del gabinete, el primer ministro, Benjamín Netanyahu, aseguró que el Gobierno ha recomendado que el nuevo aeropuerto lleve los nombres de Ilán y Asaf Ramón.

Ilán es el astronauta israelí muerto en 2003 en el desastre del Columbia, mientras que Asaf era su primogénito, fallecido en 2009 cuando su monoplaza se estrelló cerca de la ciudad palestina de Hebrón durante un entrenamiento rutinario dentro de su programa militar de formación como piloto.